Inicio

El efecto de las caipiriñas

Si los panistas andaban dando tumbos con sus problemas internos, amagos con el tema de las reformas en telecomunicaciones, energética y la tan criticada comisión de la familia, entre otros controvertidos temas; la detención de dos de sus militantes en Brasil por andar acosando garotas y golpeando cariocas viene a ser la cereza en el pastel.

No se trata de dos panistas cualquiera. Se trata de dos personajes que ocupan puestos importantes en la estructura de la delegación Benito Juárez, Sergio Eguren Cornejo, quien es director General de Desarrollo Delegacional, y de Rafael Medina Pederzini, coordinador de Gabinete y Proyectos Especiales.

Además, éste último fue recientemente electo como consejero nacional del blanquiazul, mientras Sergio Eguren es consejero en la capital del país.

Este escándalo también viene a evidenciar la doble moral de los panistas, pues mientras que en el senado impulsan la llamada comisión de la familia, en Brasil dan rienda suelta a sus calenturas acosando mujeres.

Quien también tiene mucho que decir sobre este asunto es el propio delegado en Benito Juárez, Jorge Romero, quien cooptó a este par de ex colaboradores de Mariana Gómez del Campo, para incorporarlos a su nómina.

En primer lugar, porqué les dieron tantos días de vacaciones para irse apoyar a la selección nacional en el mundial, cuando la ley establece que por mucho les tocaba 10 días de vacaciones. Además tendrá que explicar si se fueron con recursos propios o de la propia demarcación, así como también a partir de cuándo quedan separados de su cargo.

La gente cercana a esta demarcación refiere que la actuación de estos dos funcionarios no es de llamar la atención, pues el delegado no ha conformado un gabinete, sino una cofradía con la que opera y busca acrecentar sus posiciones en la capital del país, para convertirse en la primera fuerza del blanquiazul.

Para ello, ha utilizado la estructura delegacional y la del propio partido en la ciudad, a través de su incondicional, Mauricio Tabe.

Lo sucedido en el país sudamericano también representa para Jorge Romero un duro golpe a sus proyectos políticos a futuro, pues planteaba mandar a Rafael Medina Pederzini como su candidato a jefe delegacional en Miguel Hidalgo y meterse de lleno en el territorio en los próximos meses.

También planteaba ganar terreno en Coyoacán con Sergio Eguren, aunque su fuerte no es el trabajo territorial, para mandarlo como candidato a diputado local.

Ahora bien, hay quienes podrían estar festinando con este escándalo, como es el caso de los diputados locales, Gabriela Salido y César Madruga, los cuales están buscando tener el control en Miguel Hidalgo.

Otra más es Mariana Gómez del Campo, quien fue traicionada por Rafael Medina Pederzini, al que le permitió tener un rol más que importante en la pasada legislatura y que al final el pagó definiéndose por la nómina en la Benito Juárez.

REPOSICIONAMIENTO. Por cierto las cosas no pintan muy bien para los panistas en Miguel Hidalgo, pues de acuerdo con la última encuesta de Parametría en la demarcación, refiere que el PRD tiene 42 puntos de preferencia, mientras que el PAN apenas alcanza 12. Al hablar de los posibles candidatos, puntea la lista David Razú, siguiéndole Ulises Labrador Hernández, ambos funcionarios de la demarcación, y el diputado local, Roberto Candia; los panistas pintan muy poco.

Joel Ruíz
Periodista egresado de la Universidad del Valle de México, con más de 15 años de experiencia en el ámbito profesional, en los que ha trabajado tanto en periódico, como en radio y televisión.

Inició en el periódico El Sol de México, continuó en MVS Noticias, estuvo en Canal 40, para posteriormente seguir en la estación de radio Reporte 98.5, perteneciente al Grupo Imagen.

Actualmente es editor de la Sección Ciudad en el Periódico la Crónica de Hoy y autor de la columna El Zócalo que aborda temas de ciudad.

Síguelo en Twitter: @elzocalo15