Inicio

Ciudadano tras el espejo

Por Marcos Joel Perea Arellano

De alianzas y frentes

El miedo a quedarse fuera o lejanos al momento en que se parta el pastel, es la principal preocupación de los partidos políticos y sus dirigencias.

Los acomodos que se vieron esta semana con los escarceos y coqueteos públicos entre el PRD y el PAN, son movimientos al interior de un sistema político cerrado en torno a sus arreglos y distribuciones político-económicas.

De un lado y de otro, hay quien aplaude y quien denuesta. Conductas, que no son sino apuestas en la superficie del escenario, sobre la mesa; de cara al proceso electoral federal del próximo año que se confunde con el de este año en los hechos.

Entre servir y servirse

El término “funcionario público” se ha intentado borrar del vocabulario institucional mexicano desde tiempos de Miguel de la Madrid y la reforma moral y administrativa.

Las leyes, salvo muy contadas excepciones, ya no contienen esa combinación de palabras. En su lugar, se ha buscado instalar al “servidor público”. Esto, con la idea de que la óptica no fuese desde la ciudadanía hacia la inaccesibilidad de quien detenta un cargo. El énfasis así, se ponía en la ciudadanía. En un rol institucional manifiesto de los diversos engranes del sistema político y del sistema económico. La idea, se decía, era servir al público. Devolver la centralidad al ciudadano.

El destino que nos ha alcanzado

El destino planteado desde el gasolinazo nos ha alcanzado. A partir del próximo jueves 27 de abril de 2017, los habitantes de la Ciudad de México habrán de cubrir y resentir el incremento autorizado a las tarifas de microbuses y combis.

El aumento autorizado será de un peso como máximo, según se dice. Falta ver lo que las mafias del transporte determinen y apliquen en la realidad, sobre todo en ciertas rutas y ubicaciones que son tierra de nadie desde el punto de vista del control y la verificación. Zonas en las que se paga lo que el operario pide o simplemente, no se transportan las personas, hagan lo que hagan.

Sobre postergar lo impostergable

Los mexicanos, por un motivo que ignoro, somos especialistas en postergar lo impostergable.

Desde una tarea en la universidad que se inicia unas horas antes del límite establecido para su entrega, hasta la obra pública que se concluye haciendo uso de todas las extensiones posibles de los plazos originalmente establecidos. Desde el estudio mínimo necesario que puede llevarnos al éxito, hasta las definiciones más importantes en lo individual.

El tema es que esta actitud personal e individual; en realidad es perfectamente identificable en lo institucional, a cuyo ámbito, también ha permeado. Máxime, si se trata de temas que no son parte de la agenda partidaria de tal o cual facción o bien, si es dable administrar los tiempos para cosechar beneficios.

Mtro. Marcos Joel Perea Arellano

Abogado por el ITAM (Summa Cum Laude; 2001). Egresado del Colegio Alemán Alexander von Humboldt.

Diplomado en Parlamentos, Democracia e Integración, por la Organización de Estados Americanos (OEA), el ITAM, State University of New York y el Parlamento Centroamericano.

Mtro. en Ciencia Política por The University of Birmingham, Inglaterra (Becario de excelencia del Gobierno Británico bajo el esquema British Council Chevening Scholarships del 2002 al 2003 énfasis en políticas públicas sociales, diseño institucional, análisis político, teoría democrática, teorías de justicia e historia de las ideas).

Colaboró en la Secretaría de la Función Pública federal como Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2007-2008); Director de Responsabilidades Zona Norte en la Secretaría de Educación Pública (2008-2009); Titular del Área de Quejas en la Secretaría de Educación Pública (2009-2010) y Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en el Instituto Mexicano del Petróleo (2010-2012).

Actividades Académicas. Ha impartido cátedra de Teoría Política en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México y en el ITAM de derecho empresarial a nivel licenciatura. A nivel Posgrado, ha impartido el módulo de Procedimiento de Responsabilidades Administrativas en el Diplomado respectivo, tema respecto del cual, realiza investigación independiente y ha sido ponente en diversos foros federales y locales a invitación de instituciones públicas y privadas. Desde enero de 2015 es catedrático en la Universidad Anáhuac (Campus México Sur) de la asignatura de Evolución de los Sistemas Jurídicos.

Actualmente, es asesor jurídico-político del Consejero Electoral Lezama Barreda en el Instituto Electoral del D.F.; abogado litigante y consultor en derecho administrativo disciplinario, estrategias digitales de candidatos y vinculación ciudadana.

Síguelo en Twitter:@MJPereaA