Inicio

Transportistas acusan a Semovi e InveaDF de solapar rutas ilegales

Representantes de la empresa Autobuses Troncales Lomas (Atrolsa) advirtieron que el proyecto de modernización del transporte en la capital podría fracasar, principalmente el Corredor Metropolitano Chapultepec‐Lomas, debido a la presencia de unidades pirata que provocan pérdidas diarias de 105 mil pesos a los operadores autorizados.

De toda esta situación acusaron a los titulares de la Secretaría de Movilidad (Semovi), Rufino H. León, y del InveaDF, Meyer Klipp, quienes solapan y proteger al grupo de transportistas ilegales, que prestan servicio indebidamente en las cuatro rutas del citado Corredor, acompañados de golpeadores.

En conferencia, José Luis Pérez Navarro, presidente del Consejo de Administración de Arolsa, anunció que interpondrá una denuncia contra el secretario de Movilidad, Rufino H. León, por permitir que un grupo de 30 transportistas invadan de manera ilegal este corredor.

Por su parte, Francisco García Olmedo, secretario del Consejo de Administración de esa agrupación, reveló que a dos meses de que el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, diera el banderazo de salida para que los autobuses de esa organización ofrecieran un servicio de transporte de alta calidad en el mencionado corredor, sus representados reportan pérdidas por siete millones 350 mil pesos.

“El 30 de octubre pasado nos dio el banderazo de salida el Doctor Mancera, dimos el servicio gratuito durante tres días y tres días después, el 5 de noviembre, comenzaron a trabajar de manera ilegal y al amparo de las propias autoridades, 30 unidades, cuyos propietarios decidieron no unirse al proyecto de modernización”, denunció.

Explicó Francisco García Olmedo que esas unidades ilegales corren por los ramales Metro Chapultepec-Kilómetro 14, Metro Chapultepec-Palmas-Kilómetro 13; Metro Chapultepec-Tecamachalco y Metro Chapultepec-Circuito Duraznos.

Asimismo, precisó que confiando en las promesas del jefe de Gobierno, Atrolsa realizó una inversión por 115 millones de pesos e inició la sustitución de 106 autobuses viejos por 85 nuevos de 10.5 metros de longitud, con cámaras de vigilancia, sistemas de localización satelital (GPS) y operadores capacitados; pagaron el derecho de concesión exclusiva, el reemplacamiento y todos los requerimientos establecidos por las autoridades, pero ahora sólo pérdidas reportan.

ShareThis