Inicio

Supervisa Protección Civil Azcapotzalco simulacros en 27 guarderías

Protección Civil Azcapotzalco ha supervisado en lo que va del año los simulacros realizados en 27 jardines de niños y guarderías, para evaluar los protocolos de seguridad ante emergencias y sismos, y la pronta evacuación de la población escolar que va de 60 a 170 infantes, como uno de los requisitos obligatorios para cumplir con la normatividad federal en la materia.

El Jefe Delegacional, Sergio Palacios Trejo, señaló que con estos ejercicios se evalúa el grado de entrenamiento del personal docente ante alguna contingencia, a través de las acciones establecidas en sus Planes Internos de Protección Civil con brigadas de primeros auxilios, combate a incendios, búsqueda y rescate, y puntos de reunión definidos.

El último simulacro se realizó en la Guardería Jimmy, de la colonia La Preciosa donde fueron evacuados 170 infantes y 50 trabajadores en un tiempo de dos minutos. Niños de 50 días de nacidos hasta cinco años, fueron guiados por tres brigadas de emergencia hacia las dos salidas del inmueble. 

Este es la cuarta ocasión que PC Azcapotzalco supervisa un simulacro en la guardería Jimmy, plantel con 12 años de operación que cuenta con su propio comité de protección civil, conformado por 30 personas capacitadas por la delegación; redujeron 30 segundos el tiempo de respuesta, cumplieron con chalecos de identificación, extintor y botiquín, y recibieron recomendación de usar silbatos para identificar a alguien en problemas.

Genaro Anita Gutiérrez, director de Protección Civil Delegacional explicó que las guarderías tienen la obligación de entregar su calendario anual de simulacros y su Programa Interno de Protección Civil, posteriormente se programan supervisiones aleatorias o a petición de los planteles.

“Las guarderías son de las instituciones que más cumplen en materia de protección civil para asegurar su funcionamiento ante la Secretaría de Desarrollo Social Federal, están bien preparadas, solo les dejamos algunas recomendaciones para mejorar sus protocolos”, explicó el funcionario.

Las guarderías subrogadas deben cumplir con 100 puntos de seguridad, entre ellos tener detectores de humo, mobiliario y paredes teñidas de pintura retardante para retrasar el impacto del calor y las llamas en caso de incendio, extintores rellenados cada tres meses, y dictámenes de cumplimiento de seguridad en instalaciones eléctricas y de gas.

ShareThis