Inicio

Saneamiento de los ríos vivos y creación de corredores verdes, apuesta de sustentabilidad de la nueva Ley de Vivienda

Miriam Saldaña Cháirez (archivo).

"La sustentabilidad y conservación de la Ciudad de México pasa invariablemente por los bienes y servicios que ofrecen ríos y áreas verdes, por ello es de vital importancia para la sobrevivencia de sus habitantes el desarrollo de la ciudad en armónico crecimiento con el saneamiento del cauce de los ríos que la cruzan, así como garantizar su flujo a cielo abierto de éstos", afirmó Miriam Saldaña Cháirez.

La legisladora explicó que en la iniciativa de Ley de Vivienda, propuesta por la Comisión de Vivienda de la ALDF, contempla un capítulo de medio ambiente en el que se propone la reapertura de los ríos vivos y su respectivo saneamiento, además de garantizar la conformación, rehabilitación y mantenimiento de lugares de esparcimiento y recreación, como un derecho fundamental del ser humano.

Lo anterior, con la intensión de replantear la relación entre los vecinos y los símbolos ambientales, fortaleciendo la identidad colectiva de los habitantes como Corredores Azules interrelacionados y vinculados con el hábitat de las unidades habitacionales, destacó.

Saldaña Cháirez estableció que esta propuesta va encaminada a crear una red de espacios libres, articulados y vertebrados con el sistema de unidades habitacionales financiadas por el INVI, además promoverá la creación de los Corredores Verdes, como soportes físicos y ambientales para la Ciudad de México, fomentando el uso y disfrute de los recursos naturales de esta capital.

Explicó que los corredores verdes y azules, son una realidad en países europeos, y no están lejos de poder aplicarse en México. La visión de la iniciativa de ley, pretende, además de responder a las necesidades de vivienda de la población, ser una legislación que permita posicionar a la capital a la vanguardia de una ciudad que garantice calidad en la forma de vida.

Por último, señaló la diputada que en coordinación con las autoridades competentes, la nueva ley deberá garantizar la rehabilitación y preservación de los espacios verdes, mismos que resultan imprescindibles para brindar beneficios físicos y emocionales, traducidos en sentimientos de bienestar y libertad, pérdida o reducción considerable del estrés, mejoramiento de la imagen y el entorno del lugar donde se vive.

ShareThis