Inicio

Reforma Política del DF no será de gran calado sino se otorgan mayores facultades a Jefes Delegacionales: Döring

Respecto al proyecto de dictamen de la Reforma Política del DF que se encuentra en el Congreso de la Unión, el Coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en la Asamblea Legislativa del DF, Federico Döring Casar, señaló que en Acción Nacional hay una postura unánime de consenso, en el sentido de que dicha reforma debe fortalecer la vida democrática de la ciudad, pues consideró que es inaceptable el proyecto de dictamen que se pretende aprobar porque tiene un alto grado de toxicidad priísta.

“Así como Gustavo Madero dice que las reformas federales tienen un claro ADN panista, cuando habla de la reforma en telecomunicaciones, la energética y la educativa, hay que decir que este producto tiene un claro ADN priísta… Necesitamos darle sentido al voto en la ciudad, esta reforma fortalece el voto que emiten los capitalinos por diputados de la Asamblea, lo cual es bueno con el nacimiento del constituyente y la expedición de una nueva constitución que fortalece el voto por la jefatura de gobierno, pero debilita el voto por las 16 jefaturas delegacionales”, destacó. 

Döring Casar expuso que el “eslabón más débil” de la división política de la ciudad son las jefaturas delegacionales, y lamentó que esta condición no cambiará en tanto se apruebe en sus términos el proyecto de dictamen para la Reforma Política de la ciudad, por ello, dijo que los capitalinos merecen delegados que tengan más facultades y herramientas para servir y mejorar la calidad de vida. 

“Ese retroceso es más perverso de lo que pareciera, no sólo se trata de ver quien administra, sino en términos políticos se constituye una hipoteca a una ley mordaza a la vida política de la ciudad, si la cuestión que establece el Artículo 122 es que la acción pública es centralizada, no vamos a poder interponer ninguna controversia constitucional con ningún propósito…tendrías un régimen político moscovita, donde nadie podría ser una voz que criticara las decisiones del gobierno central, porque criticarla le daría este nuevo texto constitucional a quien gobernase la facultad total jurídica o política de someter.

Entonces acabas con el voto de los vecinos por las 16 delegaciones, ya no eliges una autoridad, eliges un gerente que administra las decisiones de Miguel Ángel Mancera”, subrayó. 

Sin embargo, el Coordinador del GPPAN abundó que no hay manera de que Acción Nacional no sea parte de la Reforma Política de la Ciudad de México, ya que el Presidente Enrique Peña Nieto y el Jefe de Gobierno no pueden cambiar de posición sin el voto de los Senadores y los Diputados federales del PAN. 

“No tiene ningún sentido que la ciudad tenga una reforma política para el nacimiento de su constituyente, por primera vez con una carta de denominación de origen idiosincrático que tanto hemos anhelado, sin que tenga el consenso de todas las fuerzas políticas. No imagino al doctor Mancera impulsando una reforma en el Senado que no tenga el voto unánime de todas las fuerzas políticas, no importa si tienen llave constitucional como la tiene Acción Nacional o si son más modestas, como por ejemplo, el PT o alguna fuerza política que no es necesaria para cambiar la constitución; una reforma de este calado no puede darse sin un voto unánime, la ciudad no la merece y creo que el jefe de gobierno no la aceptaría”, concluyó.

ShareThis