Inicio

PRD-DF dice que habrá ‘candados’ a inmobiliarias en normas 30 y 31

El anteproyecto de las normas 30 y 31, que apoyan la construcción de vivienda de interés social y que son impulsadas por la Seduvi, “busca poner candados a las constructoras y, en consecuencia, evitar que sigan cometiéndose abusos inmobiliarios, como los que se daban con la Norma 26 –actualmente suspendida—“, afirmó el presidente de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana de la ALDF, Carlos Hernández Mirón.

Entrevistado en sus oficinas de la ALDF, el diputado local del PRD comentó que a pesar de que en el anteproyecto son consideradas más de 600 colonias de la Ciudad de México, para la densificación de la vivienda de interés social, “no se podrán construir proyectos inmobiliarios, en tanto no se cumplan reglas, esenciales, como que las calles tengan más de siete metros de ancho, garantía de servicios generales, como red de agua potable, drenaje y servicios básicos, así como movilidad”, señaló.

Además, sostuvo que de acuerdo con la propuesta de la Seduvi, con estas normas 30 y 31, no podrán ser construidos edificios de más de ocho niveles, pero sólo en algunos Planes Parciales de Desarrollo podrán levantarse hasta 10 pisos y únicamente cuando sean superados los 26 metros de ancho de la calle.

Hernández Mirón destacó que dichos ordenamientos garantizan que “no se le va a dar manga ancha a los desarrolladores, se va a apoyar la densidad en una calle menor a siete metros de ancho y las inmobiliarias estarán ordenadas y con candados, ya que de cometer fraudes incurrirían en un delito tipificado en el artículo 310 del Código de Procedimientos Penales”, comentó.

Sin embargo, aclaró que “por ahora todo es especulación, pues todavía no hay una iniciativa definida. Pero una vez que se tengan las propuestas de normas generales de ordenación, serán discutidas con todos los actores involucrados o afectados y, de ser posible, hasta existe la posibilidad de someterla a Consulta Ciudadana”, dijo.

MEDIDAS.- De acuerdo con el anteproyecto, explicó el perredista, las nuevas normas permitirán la construcción de dos tipos de vivienda A y B, mismas que oscilarían entre 490 mil a 736 mil pesos, como precio de venta al público.

Empero, vecinos y autoridades delegacionales han protestado, porque en el anteproyecto establece ocho Programas Parciales de Desarrollo Urbano, por lo que habitantes de diversas colonias advierten que de aprobarse dichas normas, interpondrán amparos.

Lo que más han cuestionados las agrupaciones vecinales, es que dentro del anteproyecto, el Gobierno capitalino pretende crear incentivos fiscales para las inmobiliarias que cumplan con las normas, quienes lograrían hasta 100 por ciento de reducciones fiscales en las viviendas tipo A, y 80 por ciento en las tipo B.

Según la propuesta de la Seduvi, es que más de 600 colonias de 14 delegaciones están consideradas en las normas 30 y 31, donde Milpa Alta e Iztapalapa no están consideradas.

EXTENSIÓN.- Por otra parte, la Seduvi anunció este jueves, a través de la Gaceta Oficial del DF, que hasta el 14 de diciembre próximo extenderá la suspensiónde la norma 26, para incentivar la Producción de Vivienda Sustentable, de Interés Social y Popular.

Recordó que partir de la suspensión de la norma, ocurrido el 19 de agosto del 2013, se inició un estudiotécnico del contenido y alcances de la misma, pero se requiere más tiempo para concluirlo y, con ello, “determinar la conveniencia de su permanencia, modificación o, en su caso, abrogación”.

ShareThis