Inicio

Pide Ballesteros trato igualitario al DF

La Vicecoordinadora del PAN en la Asamblea Legislativa, Laura Ballesteros, pidió a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) la instalación de una mesa de trabajo permanente de alto nivel con autoridades capitalinas para que, de la misma manera en la que se estableció en el Estado de México, se trabaje la nueva obra del Aeropuerto de la Ciudad de México y se discuta el rumbo de la movilidad de la Ciudad.

Asimismo, la diputada hizo un llamado al gobierno federal a establecer, con principios técnicos y de máxima transparencia, un Plan Metropolitano al 2050 que haga compatibles los objetivos de movilidad del Distrito Federal con los del nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

 Por otro lado, la diputada local manifestó su rechazo a que el gobierno federal ponga en riesgo la viabilidad y la calidad futura de la movilidad de la Ciudad de México mediante la construcción de 12 obras complementarias al nuevo aeropuerto que no garantizan el bienestar de quienes transitamos en la capital del país y que, por el contrario, sí representan un gasto millonario destinado a un conjunto de constructoras privadas. 

“Nos están planteando un aeropuerto de primer mundo, pero nos están condenando a lidiar con obras que no corresponden a esta expectativa.

Hay que decirlo con todas las letras: los segundos pisos y las vialidades elevadas son infraestructura de tercer mundo.

En las ciudades con las que nos quieren comparar, desde hace más de 50 años se sabe que los segundos pisos no son viables para resolver los problemas de movilidad”, dijo. 

En referencia a las afectaciones que derivan de este tipo de obras, Ballesteros resaltó que los segundos pisos son sinónimo de tráfico en la ciudad, pues hasta ahora varios estudios como “Vida y Muerte de las Autopistas Urbanas” de CTSEmbarq han demostrado que las autopistas elevadas generan tráfico inducido concentrando el tráfico en los mismos puntos de encuentro. 

Destacó que de acuerdo con datos de CTSEmbarq y el ITDP, el tráfico en la zona de Lomas y Polanco ha aumentado en un 34% al 2011 como resultado del segundo piso.

 “Éste es un ejemplo exacto de cómo los segundos pisos no resuelven nada. De nada sirve separar las vialidades en dos o tres si al final vamos a colapsar en el mismo lugar. Necesitamos buscar al Norman Foster para los peatones y para los usuarios de transporte público”, concluyó.

ShareThis