Inicio

Perredistas se manifestaron afuera de San Lázaro contra Reforma Energética

Debido a que el PRD anunció que tomaría las calles que circundan el Palacio Legislativo de San Lázaro, desde temprana hora el inmueble fue resguardado por alrededor de 300 elementos de la Policía Federal e igual número de la Policía Preventiva, quienes reportaron que sólo llegaron cerca de tres mil personas, pero en su mayoría provenían del estado de Puebla, para exigir la destitución del gobernador, Rafael Moreno Valle.

​De los perredistas, informó la Secretaría de Seguridad Pública del DF (SSP-DF), llegaron al filo de las 11:00 horas y luego de que fue colocado un templete, subieron los dirigentes nacional y estatales del Distrito Federal y del Estado de México, así como legisladores federales y de dichas entidades, para apoyar la manifestación en contra de las leyes secundarias en materia energética.

​Mientras en el interior del recinto, 381 diputados iniciaban el cuarto periodo extraordinario de sesiones, donde discutirían los siete paquetes legislativos de las 21 iniciativas de leyes secundarias, 14 de nueva creación, para reglamentar la reforma Constitucional en materia energética que aprobó el Congreso de la Unión en diciembre pasado, afuera Jesús Zambrano, líder nacional del PRD, intentaba convencer a los presentes de este “abuso” del Gobierno Federal.

​Sin embargo, como se preveían desmanes por parte de los manifestantes, desde temprana hora los uniformados, federales y locales, cerraron la calle Zapata, entre Congreso de la Unión a Eduardo Molina, lo que causó malestar de los vecinos, que no podían salir o entrar a sus domicilios si no mostraban su credencial del INE, para establecer que en realidad vivían en esa zona.

​Una vez que habló Zambrano, le siguió Raúl Flores García, líder del PRD-DF, y luego todo un rosario de perredistas para decir lo mismo. Por lo que en 52 minutos dieron por terminada su manifestación, aunque hasta las 13:17 horas terminaron por abandonar las inmediaciones del Palacio Legislativo de San Lázaro, para ser sustituidos por dos mil poblanos que llegaron a exigir la renuncia de su gobernador.

ShareThis