Inicio

Línea Dorada será auditada profundamente: Vega Vera

El titular de la Auditoría Superior de la Ciudad de México, David Vega Vera, informó que está área practicará seis auditorías al proyecto de la Línea 12 del Metro con respecto al ejercicio presupuestal 2013, y una vez que se normalice el servicio, “estaremos auditando constantemente, para evitar hecho como los que conocemos”, afirmó.

Además, sostuvo en entrevista al concluir el evento donde entre el resultado de auditorías de la Cuenta Pública 2012, en estas revisiones se tomará en cuenta los informes de la Auditoría Superior de la Federación, la Secretaría de la Función Pública, la Contraloría General del DF, así como el informe de la Comisión Investigadora de la Línea 12 de la ALDF.

Vega Vera precisó que serán dos auditorías financieras, dos más de desempeño y una quinta de obra pública, en la que incluiremos la revisión del finiquito del contrato de la Línea 12, actualmente vigente con el consorcio constructor.

“Lo importante, es que haremos una sexta evaluación sobre el funcionamiento de la Línea Dorada, una vez que se reestablezca el servicio al 100 por ciento y continuaremos realizándola continuamente, para evitar que se repitan los hechos por lo que hoy está cerrada parte de esa línea”, sostuvo tímidamente, como cuidándose que alguien lo escuchara.

​Destacó que está será la primera vez que una línea del Metro será auditada constantemente, “pero, le repito, eso lo haremos una vez que se haya puesto en operación el tramo suspendido. Haremos un seguimiento mediante auditorías al desempeño. Seremos puntuales de su funcionamiento, porque no se trata de una auditoría del presente y pasado, sino de lo que viene, saber si está atendiendo el servicio a la ciudadanía”, expuso con orgullo.

​Por su parte, el diputado local del PRD, Eduardo Santillán Pérez, en su calida de presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Ciudad de México, reveló que el análisis a las obras de construcción de la Línea 12, “el organismos encargado de la obra, omitió autorizar las ministraciones y las estimaciones correspondientes para su trámite de pago”, dijo.

​Además, el Proyecto Metro no vigiló que la residencia de supervisión externa cumpliera algunas de sus obligaciones contractuales, “ya que no rindió los informes por eventos excepcionales relativos a la suspensión de algunos de los trabajos, así como a la problemática por la liberación de predios”, sostuvo el perredista.

ShareThis