Inicio

Escamilla ahora es acusado de enriquecimiento ilícito y cohecho

Vecinos de la delegación Tláhuac, integrantes de la Unión de Colonias Populares (UCP), aseguraron que la Contraloría General del DF (CGDF) y la ALDF aceptaron su denuncia contra el ahora diputado local electo, Rubén Escamilla Salinas, por los delitos de enriquecimiento ilícito y cohecho, a permitir la construcción de unidades habitacionales, gasolineras, tiendas departamentales y de convivencia, entre otras obras, en suelo de conservación.

Entrevistados en las escalinatas de la ALDF, los denunciantes --que pidieron su anonimato, “porque hemos sido amenazados de muerte si dábamos a conocer estas acciones de Salinas Escamilla”--, mostraron las copias de recibido de la CGDF y ALDF, su denuncia por los citados ilícitos contra el que hoy protestará como diputado local del PRD por el Distrito 35.

De acuerdo con los denunciantes, el ex delegado -quien es señalado por solicitar favores sexuales a cambio de plazas laborales- recibió de constructoras inmobiliarias alrededor de 10 millones de pesos y 12 departamentos a cambio de autorizar la edificación de cinco unidades habitacionales en varias colonias y pueblos de Tláhuac, donde es suelo de conservación.

Como ejemplo, citaron la Unidad Habitacional, de casi mil departamentos, construida en el pueblo de Santa Catarina Yacahuízotl, “por lo que Salinas Escamilla recibió cuatro millones de pesos y cuatro viviendas. Eso nos lo informó el arquitecto y encargado de la obra, Ismael Gaytán, al revelarnos que la obra fue autorizada por el mismo delegado, al que Casas-Geo le regalo dinero y departamentos por su apoyo y autorización”, comentaron.

Detallaron que eso se los dijo el encargado de la obra, “para que dejáramos de hacer plantones y manifestaciones. Cuando vio nuestra cara de sorpresa, el arquitecto nos dijo que no perdiéramos más el tiempo, pues ‘lo hecho, hecho está y nadie lo frena’, nos aclaró señalándonos que la documentación estaba en regla y que ya nada podíamos hacer”, señalaron los denunciantes.

Incluso, el mismo arquitecto les reveló que eso mismo se hizo en otras cuatro construcciones, “donde la misma empresa (Casas-Geo) hizo el mismo aporte con el entonces jefe delegacional. Nos aseguró que por cada obra, le entraron con dos milloncitos y dos depas, y nadie pudo frenar su construcción. Es más, la mayoría de los departamentos ya se vendieron, nos comentó Gaytán”.

Estos hechos obligaron a los asambleístas salientes, Horacio Duarte y Patricia Razo Vázquez, a pedir a la Consejera Jurídica del GDF, Leticia Bonifaz Alfonzo, ordenar una revisión exhaustiva del procedimiento para autorizar las construcciones, sobre todo de la Unidad Habitacional que se edifica en el pueblo de Santa Catarina.

De acuerdo con la información proporcionada por los vecinos, las unidades habitacionales autorizadas por Rubén Escamilla como delegado, están ubicadas en Juan Bretel y Don Pascuale, otra en Bodas de Fígaro e Altamirano, ambas en la colonia Migue Hidalgo.

Una más, en el predio Gorostiza, del pueblo Santa Catarina Yecahuízotl, donde los pobladores han iniciado una lucha para detener el desarrollo, ya que de acuerdo con su versión se realiza en suelo de conservación y afectará severamente la dotación de agua potable a los habitantes de esta región, quienes desde hace años sufren por el suministro irregular.

Otras obra autorizada por el ahora diputado local del PRD, en la calle Amado Nervo, entre calle el Rosal y Avenida Tláhuac. Una más, que inició trabajos de excavación para colocar los cimientos de lo que serán edificios de departamentos, está ubicada en Miguel Negrete, a unos metros de la Avenida Rafael Atlixco.

Los vecinos denunciaron que los negocios del ex delegado y de su sucesora, Angelina Méndez, “a quien heredó el poder para que le tape sus fechorías, no paran ahí”, también son socios del dueño del extinto Lienzo El Charro, José Barajas, para construir 10 naves y bodegas industriales en zona de conservación del pueblo de Santa Catarina.

“Por ello, el empresario le pagó al ex delegado 100 mil pesos por cada una y le dio el derecho de participar en negocio. Gracias a esto, Rubén Escamilla construye una residencia en una de las zonas más exclusivas de Cuernavaca, Morelos, y acaba de adquirir una casa, valuada en dólares, en la colonia Condesa, muy cerca de donde vive (Marcelo) Ebrard, luego de vender la que tenía en San Juan Ixtayopan, delegación Tláhuac, en la cual vivió más de 20 años”, aseguraron.

ShareThis