Inicio

Comités Ciudadanos, ‘botín de partidos y autoridades’, aseguran especialistas

Debido a vacíos jurídicos, irregularidades y deficiencias de la Ley de Participación Ciudadana, la cual necesita reformarse, por vez primera investigadores de la UNAM, autoridades delegacionales y la ALDF, admitieron que los Comités Ciudadanos están sometidos por los partidos políticos y funcionarios del Gobierno capitalino.

Así quedó establecido durante el foro “Miradas de la Participación Ciudadana”, organizado por la delegación Tlalpan, donde la presidenta de la Comisión de Participación Ciudadana de la ALDF, Lucila Estela Hernández, anunció que trabajará en una iniciativa para reformar dicha ley y separar de ella el Presupuesto Participativo.

Reveló que, por lo pronto, en el Antiguo Palacio de Donceles ya se trabaja en una Ley de Presupuesto Participativo, “para que sea el Gobierno capitalino el que haga las aportaciones de hasta cinco por ciento, y no las delegaciones políticas que solo destinan tres por ciento”, expuso la perredista.

Admitió que en estas nuevas leyes, hay todavía mucha resistencia por parte de algunas autoridades del Gobierno local, pues en diversas reuniones éstos han expuesto su negativa, bajo el argumento de que los ciudadanos no saben para qué es el dinero.

“Les hemos dicho que si bien no saben, el dinero es de ellos, que es producto de sus impuestos y, por lo tanto, deben ser ellos quienes tomen las decisiones en qué lo gastan. Pero en el futuro debe ser el Gobierno central quien determine el porcentaje y no las delegaciones políticas”, dijo.

Por su parte, la jefa delegacional en Tlalpan, Maricela Contreras Julián, reconoció que muchos de los Comités Ciudadanos, “son rehenes de los partidos políticos, como del PRI, PAN y hasta del PRD, cuyos líderes los utilizan para presionar a los gobiernos, con el fin de utilizar beneficios propios.

Por ello, destacó que es necesario reformar la Ley de Participación Ciudadana, a fin de ciudadanizar los comités y dotarlos de mayores facultades, fuera de las manos de los partidos políticos.

A su vez, la investigadora de la UNAM, Lucía Álvarez Enríquez, coincidió con la legisladora y la delegada, de que la actual Ley de Participación Ciudadana se ha convertido en botín político, no solo de los partidos políticos, sino de funcionarios del Gobierno capitalino que los utilizan a discrecionalidad.

Además, hay una gran maraña de trabas burocráticas en delegaciones y Gobierno central, lo que ha provocado que la Participación Ciudadana se vuelva asistencialista y propensa al clientelismo, destaca un estudio realizado por la Escuela Nacional de Trabajo Social, al detectar que la Participación Ciudadana se logra por incentivos, como despensas, premios, dinero y material para construcción, entre otros rubros, en los que el líder o delegado logra beneficios.

ShareThis