Inicio

Que candidatos se sometan a exámenes de control de confianza y polígrafo y hagan su declaración patrimonial: Santillán

Que los candidatos a puestos de elección popular de todos los partidos políticos se sometan a exámenes de control de confianza, antidoping, polígrafo, visita domiciliaria y hagan pública su declaración patrimonial, propuso el diputado del PRD en la ALDF, Eduardo Santillán Pérez durante el Foro Elecciones 2015; nuevos actores, nuevas reglas al que asistieron el presidente del Tribunal Electoral del Distrito Federal, Armando Hernández Cruz y el consejero del Instituto Electoral del Distrito Federal, Pablo Lezama Barreda.

Asimismo, ante los presidentes del PRI y PAN del DF, Mauricio López Velázquez y Mauricio Tabe Echartea, respectivamente, así como el secretario general del PRD-DF, Enrique Vargas Anaya, Santillán Pérez, precisó que aunque para este año electoral ya no se pueden hacer reformas, los partidos políticos pueden incluir dichos requisitos, además de los legales, en sus convocatorias internas y en sus métodos de selección.

Dijo que de llevarlo a cabo sería un buen mecanismo para desincentivar a aquellas personas vinculadas con la delincuencia organizada y el partido político haría una adecuada selección se candidatos; también sería un buen ejercicio para que los partidos se hagan responsables de sus candidatos, que no sólo se deslinden de quienes han incurrido en actos ilegales y que haya una sanción para el partido político porque éste hizo una selección de candidatos.

El legislador señaló que en el próximo Consejo Nacional, junto con un grupo de consejeros nacionales del PRD pedirán que los 300 candidatos por mayoría que resulten electos se sometan a exámenes de control de confianza, antidoping, polígrafo, visita domiciliaria y hagan pública su declaración patrimonial.

Los policías son sometidos a esta serie de exámenes para revisar que no estén ligados al crimen organizado ¿por qué los diputados no?, indicó.

Por otra parte, Santillán Pérez precisó que el escenario electoral es de una alta abstención y de un alto nivel de competencia, lo que pondrá a prueba el sistema democrático en la ciudad de México e incluso en el país.

Lo primero que está en juego, dijo, es la ratificación del nuevo modelo democrático en el país y en la ciudad “necesitamos que los ciudadanos confíen”; a estos nuevos actores que se presentan tanto en los nuevos partidos políticos como los candidatos independientes, hay que sumar las coaliciones y las candidaturas comunes y las propias restricciones.

Indicó que el PRD tendrá un enorme reto de sacar un proceso de selección de candidatos que genere cohesión en el partido para después lograr la cohesión del frente más amplio de izquierdas e ir a un proceso electoral de alta competencia. En el caso del PRI y PAN sus procesos serán importantes y muy determinantes.

Como se ha comentado aquí, agregó el legislador perredista, las disposiciones en materia de género tendrán una implicación fundamental, la elección del 50 por ciento de cada uno de los géneros pondrá sin duda en un predicamento muy importante a los procesos de selección de candidatos en los partidos políticos.

Incluso el tema de cuotas de jóvenes se vuelve un elemento adicional que tanto el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) como el Tribunal Electoral del Distrito Federal tendrán que tener elementos que garanticen el cumplimiento por parte de los partidos políticos de estas disposiciones, indicó Santillán Pérez.

En esta nueva dinámica electoral, precisó, es necesario analizar ¿cuánto van a costar las elecciones en la ciudad de México? que se traduce en el tema específicamente del presupuesto, por ejemplo, ¿qué implicaciones tendrá la disminución de actividades a desarrollar dentro del IEDF con la creación de la Casilla Única?, en cuestión de presupuesto.

Más adelante, señaló que hay dos aspectos importantes de los principales riesgos que hay para los actores políticos con las nuevas reglas, tienen que ver con el tema de los actos anticipados de campaña y la propia fiscalización.

El legislador, indicó que en materia de publicidad para evitar los actos anticipados de campaña, hubo un exceso de facultades por parte del anterior Instituto Electoral en el famoso Reglamento en la materia. Es muy tenue la línea entre la regulación de la materia electoral y la administrativa, precisó.

Dijo que el propio IEDF estaba impedido para regular lo que corresponde a los informes de gobierno, no así a lo que corresponde a la propaganda electoral, en este sentido, el Informe de Gobierno no puede ser considerado una propaganda electoral éste es un ejercicio en materia de rendición de cuentas, no en materia electoral.

De esta manera, enfatizó el legislador, se plantea un vacío y la urgente necesidad de contar con una Ley de Propaganda Gubernamental en la ciudad de México porque se dan una serie de contradicciones.

“Es una aberración jurídica que no haya obligación de los Jefes Delegacionales de presentar Informe” y el que se contempla sea el del anexo que existe dentro de la presentación del Informe de Gobierno del propio Jefe de Gobierno, dijo.

Asimismo, precisó que los diputados en la ALDF tienen una serie de dudas e interrogantes en materia de presentación de Informes a la luz de dicho Reglamento, se determina que los funcionarios pueden presentar un informe anual pero a ¿qué año se refiere? ¿al año ordinario, al año legislativo, al año electoral?.

Santillán Pérez indicó que muy pronto en la ALDF darán inicio los procesos para rendir informes de los diputados; actualmente la legislación de la ciudad de México solamente establece como obligatoriedad para la presentación de informes el del Jefe de Gobierno, los titulares de los órganos autónomos y de los diputados locales.

En el análisis que se está haciendo del Reglamento del IEDF respecto a las características en que se deben realizar los informes en el caso de los diputados locales, ¿puede haber informes con los nombres del diputado o no? ¿con imagen o no? y ¿cómo hacer un informe de actividades sin el nombre del diputado?

Un absurdo del Reglamento es que señale la realización de un informe de actividades que no tenga el nombre, que no tenga la imagen y que no tenga los logros ni las acciones de gobierno, ”me parece que resulta materialmente imposible”, indicó.

ShareThis