Inicio

Buscan GDF empoderar a mujeres en zonas rurales

Las mujeres que viven en las zonas rurales de la Ciudad de México enfrentan mayores niveles de violencia física y sexual, con relación a las del resto de la capital del país, por ello el Gobierno de la Ciudad de México cuenta con programas y acciones que buscan garantizar el ejercicio pleno de sus derechos, aseguró la directora general de Igualdad y Diversidad Social (DGIDS) de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) capitalina, Adriana Contreras Vera.

Indicó que de acuerdo con reportes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en la Ciudad de México un millón 794 mil 853 mujeres de 15 años en adelante, dijeron haber sufrido uno o varios tipos de violencia por parte de su última pareja, 50.1 por ciento de tipo emocional, 21.4 por ciento económica, 13.6 por ciento física y 6.9 por ciento sexual. Esta situación se acrecienta sensiblemente en las zonas rurales.

Al encabezar la Feria de mujeres productoras de la región sur de la Ciudad de México, que abarca las delegaciones Coyoacán, Milpa Alta, Xochimilco y Tláhuac, sostuvo que las productoras rurales son agentes clave para reducir los niveles de pobreza, desnutrición y garantizar la seguridad alimentaria.

En el contexto de los 16 Días de Activismo contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas, comentó que las productoras rurales son fundamentales para conseguir los cambios económicos, ambientales y sociales necesarios en el desarrollo sostenible, son colaboradoras esenciales de las economías del mundo y tienen un rol principal en todas las naciones, porque su mano de obra incrementa la productividad agrícola y rural.

Por ello, en el caso de la #CapitalSocial y por instrucciones del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, se aplican políticas sociales que buscan empoderar a las mujeres y niñas que habitan en estas zonas, que van desde garantizar su acceso a la alimentación, educación, salud, vivienda, hasta la productividad y desarrollo económico.

En la plaza principal del poblado de San Antonio Tecómitl, Milpa Alta, Contreras Vera abundó que en algunos países, las mujeres representan 70 por ciento de la mano de obra agrícola y a nivel mundial constituyen 43 por ciento de los trabajadores agrícolas.

Aclaró que la desigualdad entre los géneros y el acceso limitado al crédito, la salud y la educación representan serios obstáculos para las mujeres rurales.

Destacó la importancia de impulsar el empoderamiento de este sector que no solo es fundamental para el bienestar de las personas, familias y comunidades rurales, sino para la productividad económica en general, dada la amplia presencia de mujeres en la mano de obra mundial.

Empoderarlas, afirmó, para que puedan reclamar sus derechos a la tierra, al liderazgo, las oportunidades y elecciones, así como que participen en el diseño de leyes, políticas y programas, pero sobre todo para que no permitan violencia en sus vidas.

Acompañada de Lourdes de Jesús Hernández y Silvia Yedra Gutiérrez, productoras de plantas de temporada de San Lorenzo Tlacoyucan, Milpa Alta, hizo un llamado para terminar con la violencia que se acrecienta en las zonas rurales e intensificar la prevención para visibilizarla, desnaturalizarla y ponerla en evidencia para su efectivo combate.

En este proceso, subrayó, el involucramiento de los hombres es fundamental, por lo que exhortó a hombres y niños a sumarse a la importante tarea de luchar contra la violencia hacia las mujeres y las niñas.

Lourdes de Jesús, de origen mazahua, compartió testimonios de la violencia que experimentó a lo largo de su vida, especialmente como mujer indígena y llamó a todas a no permitir humillaciones.

A su vez, Silvia Yedra Gutiérrez aseguró que las mujeres productoras de la zona sur de la capital son trabajadoras, emprendedoras, proveedoras y sustento de su hogar.

En la Feria se presentaron distintos productos, como plantas de temporada, dulces cristalizados, elaborados con nopal y amaranto, tamales y guisados preparados por los Comedores Comunitarios de Milpa Alta.

La parte musical estuvo a cargo de la cantante Rocío Jaramillo y de los grupos Los Trajineros y Jóvenes Orquesta. También se presentaron las agrupaciones de Danza Árabe por el grupo Farah Mahaila y Danza Polinesia Hoku E Ka Haina Kai (que significa estrella de mar).

Al evento asistieron Arnulfo Alvarado Jurado, director de Gestión Social en Milpa Alta; Araceli Ángeles Ávila, directora de Derechos Humanos de Tláhuac; Edén Garcés Medina, jefe de unidad departamental de Atención a Grupos Vulnerables de Milpa Alta; Élfego Ramos Jiménez, coordinador territorial en San Antonio Tecómitl, y Gabriela Guzmán Acuña, representante del movimiento de Rescate del Espacio Público a través de la Cultura.

ShareThis