Inicio

Aún en libertad, acusados tienen que declarar ante juez

La Procuraduría capitalina aclaró que los cuatro jóvenes consignados por los disturbios del pasado jueves en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), ya están libres luego de pagar su fianza correspondiente, pero en las próximas horas tendrán que rendir su declaración preparatoria ante el Juez Séptimo Penal de Delitos No Graves, con sede en el Reclusorio Preventivo Norte.

En la misma situación están los otros 12 jóvenes, entre ellos un menor, liberados tras pagar fianza de 12 mil pesos, quienes, si el impartidor de justicia les decreta la formal prisión, tendrán que continuar su proceso en libertad, así como acudir a firmar el libro de registro el día y la hora que les fije el juzgado.

​La PGJDF informó que los indiciados son: Samantha Iraíd Buendía Hernández, estudiante de CCH Azcapotzalco; Miguel Ángel Lara Moso, de la FES Acatlán; Alejandro Cabrera Ávila, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; y José Manuel Morales Ruiz, de la UACM Iztapalapa.

De acuerdo con el reporte de la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Desconcentradas, los dos primero acusados quedaron a disposición del impartidor de justicia como probables responsables de los delitos de ataques a la paz pública y ultrajes, mientras que a los dos restantes se les sumó el delito de portación de objetos aptos para agredir.

En tanto que las otras 12 personas, entre ellas un menor, 11 quedaron bajo proceso en libertad, luego de exhibir la fianza, pero el expediente fue consignado sin detenido por los delitos de ataques a la paz pública, ultrajes y portación de objetos aptos para agredir.

Ante ello, el abogado de los jóvenes acusados, Armando Barrera, calificó la acción penal como una resolución ilegal, “porque los mandaron consignados sin pliego de consignación y aún no se les asignaba juez, lo que es una violación a sus derechos”, afirmó.

Aseguró que los delitos que se les imputan no son graves, por lo que de inmediato pagaron la fianza correspondiente, pero aún están en espera de conocer el pliego de consignación, porque trascendió que se agregaría la agravante en pandilla.

​Por su parte, el presidente del PRD-DF, Raúl Flores García, sostuvo que preocupante que a algunos de los manifestantes detenidos por la policía durante la marcha del 20 de noviembre pasado, se les esté dando un trato que ni siquiera reciben los integrantes de las bandas de delincuencia organizada.

​“No es posible que José Luis Abarca, acusado de la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa y el asesinato de otros cuatro, lleve un proceso penal con todos los cuidados por parte de la PGR; que su esposa, en vez de ser procesada como parte de una de las bandas del crimen organizado, esté simplemente arraigada con posibilidades de salir libre en una especie de negociación para afectar más al PRD, y que a los manifestantes se les quieran fincar delitos relativos al terrorismo”, aseguró.

ShareThis