Inicio

Tarea de Semovi, mejorar servicio de taxis: Lajous

El titular de la Secretaría de Movilidad (Semovi) capitalino, Andrés Lajous Loaera, aseguró que la principal demanda de las agrupaciones de taxistas que el pasado lunes se movilizaron en la Ciudad de México, tiene que ver únicamente con exigir la prohibición de las aplicaciones que ofrecen el servicio de taxi privado y no con el aumento de tarifa.

Además, destacó que más que pensar en prohibir el uso de estas plataformas, es necesario enfocarse en mejorar el servicio de taxis en la capital, “por lo que no entendemos que tienen demandas que tienen qué ver con que la innovación, les metió una competencia que no esperaban”, dijo.

En cuanto a la exigencia de ese gremio, de prohibir la operación de estas aplicaciones, “les hemos explicado que ahí hay un servicio y hay clientes, y hay usuarios y estamos enfocados, más bien, en mejorar el servicio de taxis en la Ciudad de México”, enfatizó.

Indicó que, entre estas mejoras, está acabar con la corrupción en la Semovi, y, para ello, han rediseñado los procesos burocráticos para anular el papel de los llamados gestores, y así evitar que el dinero de los taxistas sea usado para establecer redes de complicidad y corrupción con funcionarios públicos.

“Lo que hicimos es que los dos trámites más importantes, que son la revista anual y la licencia de conducir tipo B los digitalizamos, por lo que cualquier taxista puede entrar a página de Internet de la Semovi y subir sus documentos escaneados, para que no tenga que tener contacto con ningún funcionario público en ningún momento”, apuntó.

Precisó que en el caso de la licencia, hicieron lo mismo para que los taxistas ya no tuvieran que acudir a los centros del Coyol y la Virgen, que eran conocidos porque ahí operaban los gestores.

Sobre los intereses que algunos exfuncionarios podrían tener detrás de las movilizaciones de los taxistas, Lajous Loaera comentó que están al tanto de eso, pero también se ha sumado la “resistencia a los cambios”, que ha implementado la actual administración capitalina.

“Sabemos que en el pasado ha habido distintos intereses, que a veces tienen que ver con funcionarios públicos. En esto, concretamente, más bien es un reflejo a la resistencia al cambio de los procedimientos burocráticos, que rutinariamente era una situación de dependencia constante de coyotes, gestores y concesionarios”, dijo.

ShareThis