Inicio

Seduvi y Sedema han puesto al DF en “venta de garaje”: Ecologistas

Representantes de organizaciones ecologistas y vecinales de distintos puntos de la ciudad denunciaron que las secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), así como del Medio Ambiente (Sedema) del DF, “literalmente han puesto en venta de garaje a la Ciudad de México”, para beneficiar a carteles inmobiliarios, como los corporativos HIR y Danhos, entre muchos otros.

​Encabezados por Miguel Valencia, de la agrupación Ecomunidades; Eduardo Farah, coordinador del comité vecinal Chapultepec-Polanco e integrante de la Red en Defensa de la Ciudad de México; y Adriana Bermeo, miembro de la red y defensora del Parque Reforma Social, acusaron a esas empresas de comprar grandes extensiones de terrenos, para saturarlas con obras altamente destructivas, “lo que está llevando hacia un desastre ambiental”.

Como ejemplo, citaron el megaproyecto Ciudad Progresiva, que se construye en la delegación Benito Juárez, y complejos residenciales en las barrancas de Cuajimalpa, o las obras privadas en el vaso regulador de Tecamachalco, en la zona de Miguel Hidalgo, lo mismo una torre de 28 pisos frente a la calle de Pedregal, a la altura del número 24, que violó la altura autorizada.

“Este tipo de obras y muchas otras que se realizan actualmente en la capital, nos obliga a reflexionar sobre el daño que estos funcionarios y carteles inmobiliarios están causando al DF, pues nos estamos llenando de obras que son altamente destructivas”, insistieron los representantes ecologista y vecinales.

Lo grave de la situación, comentaron, “ es que todo esto se hace ante la indiferencia, omisión o colusión de la Seduvi y Sedema, por lo que es urgente la renuncia de los titulares de esas dependencias, Simón Neumann y Tanya Müller, respectivamente”, exigieron los líderes vecinales y ecologistas.

​Eduardo Farah remarcó: “Los grandes desarrolladores y los Fideicomisos Inmobiliarios de Bienes Raíces (Fibras, que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores), están comprando terrenos donde pueden y muy baratos, para luego construir grandes torres de departamentos u oficinas, sin considerar que ya no alcanzan lo suficiente los servicios públicos, como el agua potable”.

​Otros de los integrante de la Red en Defensa de la Ciudad de México, denunciaron que estas inmobiliarias declaran que construirán tres pisos, “pero terminan levantando 30 o 50 niveles. Y el operador de ese cartel inmobiliario se llama Simón Neumann, pues se dedica a entregarles terrenos, mientras la cándida Tanya Müller, hace lo que le dicen y firma todo. Esto demuestra que está bajo asalto la capital, mientras el Doctor (Miguel Ángel) Mancera se pasea en el extranjero e ignora las quejas ciudadanas”, aseguraron.

​Para Miguel Valencia, de Ecomunidades, la vigilancia laxa de esas secretarías, ha abierto la puerta a estudios de impacto ambiental y urbano que ocultan o enmascaran los impactos ambientales, entonces todo se vuelve un desastre.

Por ello, exigió que se dejen de designar secretarios dóciles, que firman todo lo que se les ponga enfrente, como es el caso de Tanya Müller, así como de secretarios “vivales”, que lucran con el cargo, como ocurre con Simón Neumann, por lo que urge reformar la Ley de la Procuraduría Ambiental (PAOT), “pues se ha llenado de burocracia y sus resultados son muy pobres.

​Por su parte, Adriana Bermeo, defensora del Parque Reforma Social (donde grupos Danhos pretendía levantar un complejo residencial), precisó que la Ciudad de México enfrenta una gran embestida de las firmas inmobiliarias, “pero lo grave es que Seduvi, Sedema, Invea o PAOT, están haciendo algo en su defensa, por el contrario, siguen promoviendo cambios de uso de suelo y autorizan o validan todo tipo de proyectos, incluso al margen de la ley”, enfatizó.

ShareThis