Inicio

Se usa grafología en niños de la Morelos para identificar Bullying en escuelas

Para prevenir el bullying, la Delegación Venustiano Carranza realiza sesiones de grafología en escuelas primarias de la colonia Morelos que consiste en que niños realicen dibujos de cualquier temática y de acuerdo al trazo y dimensión del dibujo se puede determinar si el alumno es víctima o agresor escolar.

Como complemento a lo anterior, a los padres de familia y profesores se les enseña cómo detectar si sus hijos o alumnos son presa del bullying.

Hasta el momento 496 niños y padres de familia de la colonia han sido valorados por la prueba de grafología y se contempla que lleguemos a más de 700 niños de todos los grados escolares, apuntó el Jefe Delegacional, José Manuel Ballesteros López.

Al comenzar el taller y por la alta marginalidad de la colonia Morelos, pensamos que íbamos a encontrar al menos 30% de niños violentos, pero hasta el momento sólo hemos encontrado un 5% o menos, dijo.

Las primarias que hasta el momento han tenido las sesiones de grafología son: Julio Zarate, Estado de Michoacán, Miguel Alemán y el internado Madero.

Destacó que esta actividad es parte del Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia de la Colonia Morelos que se aplica desde el pasado mes agosto y que culminará en el mes de diciembre, “son 29 acciones que tienen el fin de restituir el tejido social de la colonia”.

El Jefe Delegacional explicó que en el Taller de Grafología se les enseña a los padres y maestros de las escuelas primarias de la colonia Morelos para analizar los dibujos que realizan los niños.

Al señalar que cuando un ser humano se encuentra muy enojado, el cerebro manda mucha energía a las manos, la perito en grafología y coordinadora del taller, Dora Karina Reyes Trujano, coordinadora del Taller de Grafología explicó que otro punto que se analiza en el dibujo del niño es la presión que ejerció el menor al realizarlo.

“Si la presión es muy ligera que no se llega a notar, se trata de un niño que tiene menor actividad o de baja autoestima. Si la presión es notoria, se trata de un niño que tiene una energía importante: Si el niño está enojado y tiene esa energía me lo está plasmando en esa hoja”.

Entonces, lo que hacemos es canalizarlo a que desplieguen esa energía, por eso a esos niños se les manda al taller de box, donde les enseñan a canalizar su energía contra el costal y no contra un niño en el aula”, detalló la especialista quien asegura que la grafología detecta el bullying con un 99% de efectividad.

ShareThis