Inicio

El reto de la oralidad en el DF se magnifica de manera exponencial: Elías Azar

El reto de la implementación del nuevo sistema de justicia penal oral no sólo es de los tres poderes de la capital, sino también de la academia y las barras y colegios de abogados, afirmó el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), magistrado Edgar Elías Azar, quien advirtió que, por el volumen expedientes que se resuelve, se trata de una tarea que se magnifica de manera exponencial.

Al inaugurar el curso-taller Sistema de Justicia Penal Acusatorio en la sede del TSJDF, consideró que la Ciudad de México tiene que ser el bastión más grande de la implementación de la reforma que establece la oralidad en el ámbito penal, pero también en las ramas familiar, civil y mercantil.

Insistió en que el tamaño del reto se magnifica en la capital del país, dado el volumen de asuntos que conoce el TSJDF, por lo que recalcó que en este esfuerzo tienen que ir de la mano el Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Ciudad de México. “Somos tan grandes como cuatro países centroamericanos, y somos tan grandes como todo el sistema chileno”, recordó.

Asimismo, subrayó la importancia de la capacitación, pero alertó que esta debe ir más allá de los jueces. “¿Qué va a pasar con las (partes) que están atrás del otro lado del estrado?”, cuestionó el magistrado.

Con la presencia de la consejera de la Judicatura del Distrito Federal Ana Yadira Alarcón Márquez; de la diputada local Olivia Garza de los Santos, y del coordinador general del Instituto de Formación Profesional de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, Juan José Olea Valencia, el magistrado puntualizó que la colegiación de los abogados es parte de lo que se requiere para que la reforma penal camine bien.

“Que podamos tener en los foros también abogados colegiados, abogados que puedan ser sancionados por acto irresponsables”, consideró.

Planteó retos que van aparejados con la implementación de la oralidad, tales como la el tema de la justicia para menores y la ejecución de sanciones penales, éste último rubro al que consideró como “un gran gigante que se enfrenta”.

Ante los participantes en el curso-taller, dijo que hay preguntas en torno al tema de la implementación de la oralidad que no se han respondido, tales como la forma en que se le explicará a la sociedad en qué consiste el nuevo sistema, y cómo se hará comprender que en el juicio oral el Ministerio Público y la defensa llegan en un plano de igualdad.

“¿Cómo vamos a hacer cambiar el concepto de un juicio penal decimonónico, viejo, caduco, y, por qué no decirlo, hasta corrupto?”, cuestionó Elías Azar, quien añadió que en la oralidad el juez sale del “cuartito” a dictar sentencia públicamente.

ShareThis