Inicio

Realiza Sedeso caminata por una vida libre y sin violencia para niñas y niños

Disfrutar de una vida libre de violencia es un derecho inalienable, imprescriptible e irrenunciable, por eso desde la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso), a través de la Dirección General de igualdad y Diversidad Social (DGIDS), se trabaja para erradicar las conductas violentas en las escuelas y los hogares.

Así lo aseguró Rosa Icela Rodríguez Velázquez, titular de la Sedeso, quien dijo que en el Gobierno de la CDMX se desarrolla una aplicación electrónica orientada a proporcionar información sobre qué es el acoso escolar, los tipos de maltrato y los sitios a los que se puede acudir para recibir atención si se enfrenta esa experiencia.

Durante la Caminata por una vida libre y sin violencia, enfocada al acoso escolar, indicó que las personas que requieran orientación sobre este tema, pueden acercarse a cualquiera de las 16 Unidades de Atención y Prevención de la Violencia Familiar.

En el Bosque de Tlalpan, comentó que la violencia hacia las mujeres y las niñas es un flagelo que el Gobierno de la ciudad ha combatido desde hace algunos años.

Destacó que la #CapitalSocial es pionera en legislaciones de vanguardia que protegen y posicionan a las mujeres en un lugar prioritario, y su Gobierno ha adoptado acuerdos y tratados internacionales que mandatan la eliminación de todos los tipos de violencia.

"Estamos cumpliendo con lo solicitado por la Organización de las Naciones Unidas desde el 25 de noviembre del 2013, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas, adoptando la campaña de visibilización de esta problemática, que incluye acciones como utilizar el color naranja y convocar a la población a rechazar la violencia en cualquier de sus tipos y modalidades", agregó.

Afirmó que el el acoso escolar impacta de manera general a la población, sin importar si se estudia en una escuela pública o privada y de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el primer lugar en casos de este tipo, entre estudiantes de secundaria.

Añadió que datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señalan que 11 por ciento de los estudiantes mexicanos de primaria ha robado o amenazado a algún compañero o compañera, mientras que en secundaria ese porcentaje es de poco más de 7 por ciento.

Abundó que el acoso escolar forma niñas y niños violentos, que crecerán como adolescentes y adultas y adultos violentos en un futuro no muy lejano, reproduciendo un círculo vicioso que es necesario cortar de tajo.

Para lograrlo es fundamental educar desde el hogar, la comunidad, la escuela, respetando la dignidad de las personas y promoviendo valores como la solidaridad y el diálogo, y la resolución pacífica de conflictos, expresó.

Por su parte, Adriana Contreras Vera, titular de la DGIDS, comentó que los especialistas en el tema de acoso escolar señalan que éste se da incluso en etapas de preescolar con niños de 6 años, aunque el grupo predominante está entre los 12 y 17 años de edad.

Exhortó a los padres y madres de familia reflexionar sobre esto, no permitir más que en las escuelas se registre el acoso y la violencia y aprender a identificar en sus hijos cambios de conducta, como bajar su rendimiento escolar y enfermarse la noche del domingo o minutos antes de ir a la escuela.

Asistió la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados, Martha Lucía Mícher Camarena; Rocío García, directora de Vinculación del Instituto para la Atención de los Adultos Mayores; Arturo Cerón, director general del Consejo de Evaluación del Desarrollo Social del DF; y representantes de diferentes instituciones de Gobierno.

ShareThis