Inicio

PVEM pide al GDF proteger de invasiones las chinampas de Xochimilco como vestigios arqueológicos

El Partido Verde del DF exhorta al GDF a que proteja definitivamente las 50 mil chinampas existentes en Xochimilco y Tláhuac mediante un decreto, en donde les asigne un valor de vestigios arqueológicos para que se detenga permanentemente su invasión.

Hasta ahora la Autoridad nombrada por el GDF para la Zona Patrimonio Mundial Natural y Cultural de la Humanidad de Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta no ha definido un buen programa para el rescate, sitio con gran potencial turístico, pero que no es correctamente explotado.

Hoy el Partido Verde exhorta al GDF a elaborar un programa viable, que agrupe políticas de medio ambiente, de desarrollo urbano, vivienda y ecoturístico, cuyos resultados sean medibles por etapas. De igual manera solicitamos a la Secretaría del Medio Ambiente que luche por una mayor asignación de recursos para la zona.

Según la Organización Mundial de Turismo, un turista debe permanecer cuando menos cuatro horas en el sitio y utilizar dos servicios turísticos, ya sea transporte especializado, hospedaje, alimentos, etc., para que se considere que se explota esa actividad, pero en Xochimilco sólo existe un paseo en trajinera por los canales contaminados.

Son 180 kilómetros de canales y 360 kilómetros de riberas que reciben aguas residuales por lo cual el dirigente capitalino Samuel Rodríguez Torres, condena la apatía de la Secretaria del Medio Ambiente, Tanya Müller frente a la contaminación.

La ALDF otorgó este año 42 millones de pesos para labores de rescate, sin embargo hace tiempo la Comisión Nacional del Agua, estimó en unos 15 mil millones de pesos el dinero necesario para esa tarea en Xochimilco.

Hace un siglo teníamos 20 mil hectáreas de chinampas y hoy son menos de mil, muchas invadidas por unos 400 asentamientos irregulares. Angélica Chacón, secretaria de Ecología del Verde DF señala que además de ser patrimonio cultural de la humanidad, su mayor importancia radica en que le aportan hasta el 30 por ciento del agua que consume la Ciudad.

ShareThis