Inicio

PGJDF cierra dos bares en la delegación Cuauhtémoc

Como parte del programa permanente “Mala Copa”, esta madrugada fueron clausurados dos bares de la delegación Cuauhtémoc, una que las autoridades establecieron que excedían el ruido, no contaban con licencia única ambiental, infringieron el reglamento antifumadores y vendían bebidas alcohólicas adulteradas.

La Procuraduría capitalina informó que los establecimientos mercantiles, están ubicados en las calles Río Lerma y Medellín, colonia Roma, aunque no proporcionó la razón social de dichos locales, donde, además, aseguró 16 botellas de bebidas alcohólicas alteradas.

La Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Desconcentradas, por conducto de la Fiscalía Desconcentrada en Materia de Investigación en Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana, precisó que los establecimientos mercantiles sólo les fueron colocados los sellos de suspensión de actividades, por lo que sus propietarios podrán reiniciar su labor siempre y cuando paguen las multas correspondientes y se comprometan a cumplir íntegramente con el reglamento.

Cabe señalar que dicho operativo lo conforman la Secretaría del Medio Ambiente (Semea) del DF, la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), la Secretaría de Seguridad Pública del DF, Fiscalía Central para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes, así como peritos de la PJGDF.

Explicó la institución que durante la inspección, en el bar de Río Lerma, la Dirección Ejecutiva de Vigilancia Ambiental, dependiente de la Semea, realizó la clausura debido al exceso de emisión de ruido, por falta de licencia única ambiental y por no clasificar adecuadamente los residuos orgánicos e inorgánicos.

Por su parte, la Cofepris suspendió las actividades a raíz de encontrar comensales fumando en el interior del negocio, violando de esta manera lo dispuesto por la Ley Federal Sobre el Consumo de Tabaco, causando un posible daño a la salud de los asistentes.

En cuanto hace al negocio de la calle Medellín, la Semea realizó de igual manera la clausura de actividades del establecimiento, por la emisión excesiva de ruido y por falta de licencia única ambiental, donde, además, la Cofepris aseguró 16 botellas de bebidas alcohólicas.

ShareThis