Inicio

Necesaria la separación de Valencia para que sea investigado, pide PRD

Luego de que la Procuraduría capitalina estableció que ya integró una averiguación previa contra el jefe delegacional de Iztapalapa, Jesús Valencia Guzmán, los diputados locales del PRD, Polimnia Romana Sierra Bárcena y Evaristo Roberto Candia Ortega, se sumaron al PAN, PRI y hasta a su propio líder del DF, Raúl Flores García, de que es necesario que ese funcionario pida licencia a su cargo.

Sierra Bárcena sostuvo que Valencia Guzmán no puede seguir ejerciendo su función como delegado, ya que no sólo su autoridad moral está en duda, sino su situación jurídica”, aseguró en entrevista, al reprocharle al mandatario delegacional haber mentido en diversas ocasiones.

Insistió que el delegado se tiene que retirar, “no estoy hablando de que renuncie definitivamente, sino en lo que la Procuraduría da un fallo. No puede seguir ejerciendo, si está en duda no nada más su autoridad moral, sino su situación patrimonial y jurídica. Chocó, al parecer, borracho”, enfatizó.

Destacó que lo que hizo Valencia, “no me quita el derecho ni la autoridad moral para hablar de la Casa Blanca. Se lo quita a él. No podemos tachar a todo el PRD por un delegado. No todos los perredistas somos así”, comentó.

Cuestionó la omisión de las autoridades policiacas al no presentar al delegado ante un Ministerio Público después del accidente, “pues tuvieron que haberlo presentado. El fuero aplica hasta que llegue el caso al juez. Él mintió 30 veces, pero hubo omisión de las autoridades”, denunció.

Sin embargo, Candia Ortega sugirió no anticiparse ni hacer juicios sumarios contra Valencia, para que no ocurra algo similar al caso del ex Oficial Mayor de la ALDF, Josué Ramos Miranda, quien se separó del cargo y después “comprobó su inocencia. Hay que esperar a ver qué arrojan las conclusiones de la Contraloría”, dijo.

El legislador del PRD recalcó que Valencia Guzmán ha mostrado su disposición para que sea investigado, por lo que habrá que esperar a que la pesquisa se realice, concluya y resuelva si existe o no responsabilidad administrativa y penal por parte del delegado.

Empero, Sierra Bárcena sostuvo que este caso, no le quita autoridad ni a ella ni a ningún perredista de hablar sobre temas de corrupción, pues el único que perdió la autoridad moral es Jesús Valencia. Y si bien se asemeja en el caso Iguala, enfatizó que son diferentes circunstancias y dimensiones totalmente distintas.

ShareThis