Inicio

Reglamento de tránsito ¿Para Qué?

Hoy, 15 de diciembre, entra en vigor el nuevo Reglamento de Tránsito de la CDMX. Una normatividad que nos obliga a modificar a todos nuestros hábitos y malas costumbres de circulación en la vía pública, para construir una nueva forma de compartir y convivir en el espacio urbano a todos los habitantes y visitantes de esta capital.

Por primera vez, las reglas contenidas en el ordenamiento regulan la circulación en la vía pública de peatones, vehículos sin motor y motorizados, con la finalidad de garantizar la seguridad de todos los que transitamos en la urbe.

Se trata de disposiciones encaminadas a establecer una nueva cultura de respeto entre todos los que circulamos en las calles, principalmente al peatón, lo que obliga a un cambio de conductas y comportamiento de todos; ciclistas, automovilistas, transportistas y transeúntes.

Según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en el Distrito Federal se registra un promedio diario de mil 95 accidentes viales, lo que representa el 17% de los ocurridos a nivel nacional.

Y todavía peor, porque “al año, se destina el 1.7% del PIB para resarcir los daños causados por accidentes viales en el país”.

Por eso tenemos que tomar clara conciencia de que cuando decidimos conducir un vehículo, debemos ser responsables de los daños que podamos causar a terceros. Hoy, por eso, el nuevo reglamento establece como indispensable circular con la cobertura de un seguro, para tener un respaldo sobre los daños que podemos ocasionar.

De fondo, el nuevo reglamento vial también es parte de una estrategia integral del Gobierno de la Ciudad para transitar, en la CDMX, hacia una “Visión Cero”: cero muertes y cero lesiones por hechos de tránsito.

La estrategia contempla empatar las reglas de tránsito con la Ley de Movilidad del Distrito Federal aprobada en abril del año pasado, y se complementa con otras acciones, por ejemplo, la creación del Fondo para Infraestructura Ciclista y Peatonal de la Ciudad de México, que arrancará en 2016, con un monto de 150 millones de pesos, derivado de una iniciativa de ley presentada por la bancada del PRD y aprobada hoy por el pleno de la ALDF.

Es importante que los ciudadanos sepan que habrá una supervisión de la policía, tanto de sus áreas internas como operativas en territorio, por parte de personal desplegado de la Contraloría General del Distrito Federal, para evitar intentos de extorsión o actos discrecionales de la autoridad.

Además, mediante la APP para teléfonos: Mi Policía, o el número de Locatel (5658 1111), los ciudadanos podremos recibir asesoría sobre las multas y consultar si los agentes están autorizados o no para infraccionar.

Entre más rápido nos acostumbremos a cumplir y acatar las nuevas reglas, correremos menos riesgo de ser infraccionados o molestados por la autoridad de tránsito, cuya única responsabilidad es sancionarnos si desacatamos las nuevas reglas de convivencia urbana.

Pero quizá lo más importante del nuevo reglamento de tránsito, es que coloca en el centro de la pirámide de la movilidad a la parte más vulnerable y la que, paradójicamente, le da sentido y razón de ser a todas las ciudades del mundo: el Rey Peatón.

Esa es la tendencia en todas las ciudades modernas que ponderan la movilidad sustentable: colocar al peatón y al ciclista por encima del automotor, porque lo más importante es salvaguardar la vida humana.

Victor Hugo Romo
Diputado local del PRD.