Inicio

Inaplazable democratizar el agua

​El megarecorte sin precedente por mantenimiento del Sistema Cutzamala que dejó sin agua a la Ciudad de México una semana, del 29 de enero hasta el 7 de febrero, puso al descubierto la necesidad de establecer un plan emergente para atacar la problemática técnica, administrativa y humana que vive nuestra capital por la carencia del vital líquido..

​La contingencia reveló la crisis de este recurso no renovable que cada vez escasea más y nos obliga a todos: autoridades, legisladores y ciudadanos a tomar conciencia y desplegar acciones para cuidarlo, racionalizar su uso, pagarlo, mejorar su captación y distribución.

​La escasez deviene por muchos factores, pero originalmente por un crecimiento urbano acelerado y desordenado de la zona metropolitana cuyo sistema hidráulico, además, no ha puesto gran atención en criterios de sustentabilidad y de carácter económico.

​Otra realidad que nos afecta también es el alto subsidio al precio del agua, lo que se suma a las históricas complicaciones en el cobro por suministro del servicio, ya que el gobierno cobra apenas cerca del 60% del agua que provee en toda la ciudad.

​Un problema más es su desperdicio. Por fugas en la larga red de distribución se pierden anualmente unos 150 millones de m3, equivalentes a 2 mil millones de pesos del erario. Pérdida que se duplica si añadimos las fugas en hogares.

​Para atender esta crisis, la bancada del PRD en la ALDF puso en marcha un plan de acción inmediato. Contempla, de entrada, desechar cualquier intento de privatizar el agua, condonar el cobro de los últimos cinco años por suministro a la población verdaderamente vulnerable y a la que padece desabasto, y diseñar un plan estratégico para mejorar la distribución con miras a que se alcance la equidad en la cantidad y frecuencia.

​También, prevé actualizar la Ley de Aguas del Distrito Federal y su Reglamento para fortalecer la infraestructura hidráulica y transparentar su operación, e instrumentar campañas permanentes de cuidado y uso racional del agua entre la población, en las escuelas, instituciones públicas y empresas.

​Es importante que la población sepa que el PRD ya ha propuesto medidas para evitar el desperdicio y mejorar el abasto de agua. Por ejemplo, presentó una iniciativa de ley para obligar a los autolavados, agencias, tianguis de autos, hojalaterías, talleres mecánicos, entre otros establecimientos mercantiles similares, a usar tecnología en sistema de reciclado y reutilización de agua. Esperamos que se apruebe por mayoría en el pleno de la ALDF en los próximos días.

​De nada nos sirve ser el centro urbano más desarrollado y mejor equipado del país, si no resolvemos en el presente y en el futuro el problema de la disponibilidad de agua de calidad para todas y todos los capitalinos con equidad y funcionalidad. La democratización del agua para el PRD es un tema inaplazable en el que estaremos insistiendo permanentemente por el bienestar de todos.

Victor Hugo Romo
Diputado local del PRD.