Inicio

Marcelo Ebrard pasará a la historia como el Hank González del Siglo XXI: PAN

Federico Döring

Tal vez no fue lo que esperaba, pero su VI Informe de Gobierno fue un día más que tranquilo para Marcelo Ebrard Casaubon en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, donde todo estuvo más que planchado con los grupos parlamentarios de oposición.

Los que se dicen que Izquierda, como el PT, Movimiento Ciudadano, fueron más que tersos en sus posicionamientos y al reconocer el trabajo realizado en el mandatario capitalino, incluso fueron posiciones exacerbadas en loas y aplausos.

Alberto Cinta, en representación del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) utilizó sus 10 minutos en hacer un recuento de lo realizado por Ebrard Casaubon, entre lo que destacó los avances en materia de seguridad, medio ambiente, movilidad urbana y las obras del Metrobús.

Para entonces la sesión resultaba somnolienta y algunos de los invitados, que no fueron muchos ni de renombre, comenzaban a bostezar; si acaso el asambleísta del PRI, Jaime Alberto Ochoa Amoros, llamó la atención de algunos cuantos cuando hizo uso de la palabra.

Mencionó sobre el tema del incumplimiento en materia de participación ciudadana, que se deben tomar medidas para evitar el uso clientelar de los programas sociales y mejorar el reordenamiento urbano para impedir concesiones que atenten contra la sustentabilidad de la ciudad como sucede con el predio de La Mexicana, donde se cambió el uso de suelo para echar a andar el proyecto de más de mil 200 viviendas.

Pero el momento que más llamó la atención fue cuando se refirió al presidente electo: “La próxima administración federal, a cargo del hoy presidente, Enrique Peña Nieto, es una prueba fehaciente de que la sociedad quiere nuevas ideas, nuevas perspectivas”, lo que provocó algunas risas de los asistentes.

En su turno, el coordinador de los panistas, Federico Döring, reconoció la presencia de Marcelo Ebrard, sobre todo al rendir su último informe de gobierno, aunque más por obligación que por convicción, pero fue más allá en sus señalamientos.

“Se presenta hoy bajo el lema “en nuestra ciudad las cosas buenas pasan” y cierto es que hay avances que celebrar en nuestra ciudad, es éste el momento de analizarlos. Presume usted el esfuerzo más grande de infraestructura de los últimos 30 años, y es cierto pues desde la administración que creó el sistema de ejes viales, continuó las obras del metro y construyó la central de abastos entre 1976 y 1982, no se había hecho un esfuerzo similar.

“Es por ello que usted seguramente será recordado como la versión postmoderna del Prof. Carlos Hank del siglo XXI, incluido, por supuesto, la forma de atender y concertar con quienes se manifestaron en contra de dichas obras y que en su momento generaron la intervención de la CDHDF”, destacó.

Asimismo destacó el trabajo realizado en materia de transporte público, sobre todo en la construcción de la Línea 12 del Metro, en la que aclaró que el 55.9 por ciento del presupuesto se financió con recursos de la federación, por lo que le pidió un reconocimiento al gobierno federal por el apoyo recibido.

También destacó la forma en que ha reducido la capacidad de actuación de las delegaciones, así como su capacidad de gestión.

“Ciudadano Ebrard no le falto al respeto al decirle que los hechos, sus hechos, reflejan que usted NO ES FEDERALISTA. No sólo ha disminuido el gasto de las Delegaciones, sino que además ha promovido legislación para arrebatarles facultades, creando incluso autoridades intermedias.

“No puede ser ni correcto, no puede ser progresista, que las Delegaciones tengan hoy menos facultades en ley que las que tenían antes de 1997, cuando por primera vez los capitalinos depositábamos en el PRD la responsabilidad de gobernar la ciudad”, precisó.

ShareThis