Inicio

Las cortes de drogas solo criminalizan a consumidores, acusa Vidal Llerenas

La instalación de las cortes de drogas, como pretende implementarlas al administración federal en los estados de Nuevo León y Morelos, sólo refuerza la criminalización de los consumidores, por lo que es inviable su aplicación en la capital del país, aseguró el diputado local del PRD, Vidal Llerenas.

“Es importante mantener la atención en este hecho, pues la experiencia internacional muestra que las cortes de drogas sólo criminalizan a los consumidores, pues se establece que su consumo, per se, es malo y fue la causa de su posible conducta delictiva, este tipo de mecanismos dan un enfoque basado en la abstinencia o la cárcel, y si los adictos llegan a fallar en el tratamiento, de todos irán a la cárcel”, destacó.

Explicó que el prohibicionismo, a nivel mundial, ha dedicado la mayor parte de sus esfuerzos a la aplicación de la ley y a la dimensión punitiva, es decir, a la persecución de los delitos de drogas. Comentó que de esta forma, una de las consecuencias más fatales del prohibicionismo, ha sido el encarcelamiento masivo de individuos que presuntamente comenten delitos relacionados con drogas, en su mayoría, simples usuarios de las mismas.

“Ante el hacinamiento de los sistemas penitenciarios, una de las respuestas que surgió fue la creación de las llamadas cortes de drogas, que fueron presentadas como alternativas para disminuir la población carcelaria, así como la reincidencia y la criminalidad”.

Llerenas Morales, explicó por medio de estos mecanismos, el juez a cargo otorga a los individuos que usan drogas o que cometieron un delito menor bajo el influjo de las mismas la posibilidad de cambiar la pena privativa de la liberta, por otra sanción, como un tratamiento para alejarse de las adicciones.

En México, el primero de estos tribunales se instaló en 2009 en Nuevo León, pero desde el año pasado, el gobierno federal ha insistido en que impulsará la creación de estos en todos los estados de la República, muestra de ello es la postura del subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián quien durante el pasado foro sobre drogas organizado por la Cámara de Diputados, reconoció que la criminalización de consumidores ha ocasionado sobrepoblación en las cárceles mexicanas y que una de las opciones que impulsa la dependencia es los tribunales para el tratamiento de adicciones, esto es, “tratamientos para las personas adictas en lugar de prisión”.

Las cortes o tribunales de drogas, surgieron en los años ochenta en EEUU. Y en los últimos años, EEUU y la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), de la Organización de los Estados Americanos, han impulsado su expansión Latinoamérica.

En México hay casi 5 mil personas encarceladas por consumo, aunque ello no es un delito; y casi 22 mil por delitos a la salud en el fuero federal.

“Sin duda es importante, crear mecanismos para reducir el hacinamiento y despresurizar el sistema de impartición de justicia pero no uno que criminalice más a los consumidores, sino con alternativas que protejan los derechos humanos y garanticen un enfoque de salud en tratamientos opcionales y basados en evidencia científica”, concluyó el legislador.

ShareThis