Inicio

La legión extranjera en la UACM

En la UACM todos saben que extranjeros naturalizados mexicanos están entre los principales opositores a la gestión de la Rectora y, al menos cuatro de ellos, forman parte de la actual dirigencia del SUTUACM, apoyados por “estudiantes” que llevan años sin concluir su carrera, pero aseguran que es por el “amor” y “cariño” que le tiene a sus maestros y a la institución.

Entre los miembros de la actual dirigencia sindical que han saboteado el trabajo de la Doctora Orozco, destacan: Claudio Albertani Ganassini, de origen italiano, quien se desempeña como subsecretario de Asuntos Laborales por el sector Académico; la peruana Norma Mogrovejo Aquise, secretaria de Asuntos Laborales; la uruguaya Fabiana Grisel Medina Núñez, secretaria de Estudios y Proyecto Universitario; y el argentino Eduardo Mosches Nitkin, secretario de Comunicación y Relaciones Externas.

A ellos se agrega otro grupo de profesores sindicalizados, como el español Alejandro Díaz Bueno; el estadunidense John Hazard, quien fue rescindido de su contrato laboral por agresiones a integrantes del Consejeros Universitarios, pero sigue en el sindicato y siempre está presente en las protestas y cierre de planteles de esa casa de estudios.

Destacan la chilena Beatriz Torres Abeleira; el peruano José Luque Brazán, a quien además acusaron de lanzar ofensas a los trabajadores de intendencia, llamándolos “nacos mexicanos”.

Otros integrantes de la llamada “Legión Extranjera”, son: las italianas Mónica Sarnari y Francesca Gargallo, así como su paisano Massimo Modonesi, quien va y viene de la UNAM a la UACM.

De este último se sabe que es autor del libro “Para entender el Partido de la Revolución Democrática/PRD”, donde tiene amistades y, curiosamente, fue el primero en pedir la renuncia de Orozco, cuando ésta dio a conocer el diagnóstico de la UACM y en el que advirtió el poco avance académico que hasta ese momento tenían los estudiantes, “porque hay algunos con ocho o 10 años de estancia, que no han logrado completar la mitad de los créditos de sus respectivas carreras”.

Modonesi exigió la renuncia de la rectora, cuando ni siquiera formaba parte de la planta docente de la UACM, pues estaba en la UNAM, donde consiguió trabajo en la Facultad de Ciencias Políticas, gracias a su amistad con Elvira Concheiro, la ex esposa del perredista Pablo Gómez.

Esta “Legión Extranjera” es en realidad la que mueven los hilos del movimiento parista y de toda acción contra la Rectora. Incluso, al interior de la UACM, los trabajadores y estudiantes, ajenos a su “lucha”, los identifican también como “profeporros”, porque son los que apoyaron el cierre de cuatro de los cinco planteles.