Inicio

La CDMx expulsa a las clases populares ante la falta de vivienda: Eduardo Santillán

 La ciudad de México se ha convertido en expulsora de las clases populares ante la imposibilidad de encontrar alternativas reales de vivienda ya que éstas cuestan uno o dos millones de pesos cuando  los créditos populares ascienden a sólo medio millón de pesos, por lo que se requiere que las Normas 30 y 31 garanticen que se construirá vivienda popular y se evite que los desarrolladores inmobiliarios defrauden la ley como lo hicieron con la Norma 26, afirmó el diputado Eduardo Santillán Pérez, integrante de la Comisión de Gobierno.

 Advirtió que el primer catálogo de cerca de 700 colonias que se ha planteado, debe ser estudiado cuidadosamente y de manera individual por colonia para analizar la viabilidad urbana en términos de servicios básicos como agua, drenaje, vialidades para ver si cada una de estas zonas tienen posibilidad de crecimiento, de tal manera que los estudios complementarios que tienen que ser muy amplios, ya que si se realizan modificaciones, sin ton ni son, la ciudad de México colapsará en términos urbanos. 

Asimismo, señaló que aprobar las 700 colonias en paquete, implicaría modificar los 16 programas delegacionales e incluso los planes parciales ya aprobados por la ALDF y si bien implicaría la construcción de más de 100 mil viviendas habría que estudiar en qué zonas, con qué potenciales y si realmente serán viviendas populares, por lo que los diputados de IDN no legislaremos al vapor. 

El integrante de la Comisión de Gobierno, puntualizó que se debe tener cuidado en la elaboración de los instrumentos legales para evitar caer en dos riesgos: que no exista una política de vivienda popular y la otra que sea carnada para los desarrolladores inmobiliarios  quienes han defraudado la ley ya que reportan que “construyen viviendas de 600 mil pesos, pero ellos mismos las compran y entran en proceso de reventa elevando los precios a uno o dos millones de pesos, evidentemente esto es un fraude a la ley”. 

También, el legislador ejemplificó que siendo delegado en Álvaro Obregón, conoció que en las colonias cercanas San Ángel o Santa Fe, los inmobiliarios ejercen fuertes presiones a la gente de vivienda popular para que les vendan sus terrenos y así en lugares donde era zona popular construyeron viviendas de clase media alta. 

Asimismo, aclaró que “si no se mueve ninguna norma para la construcción de vivienda popular, el efecto que tendremos en 20 años será que la ciudad de México seguirá expulsando a los sectores populares de la ciudad de México pero esto es inadmisible cuando se trata de una ciudad de izquierda que tiene que ser incluyente, que debe tratar que sus habitantes permanezcan en su ciudad”. 

Más adelante, el legislador, al ser cuestionado sobre el próximo informe del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, indicó que “la ALDF tendrá que hacer una evaluación muy importante en dos de las secretarías del GDF que más le han quedado a deber a la ciudad de México: la del Medio Ambiente y la de Desarrollo Urbano y Vivienda. Son temas tema clave para el futuro de la ciudad de México”.

ShareThis