Inicio

Investiga PGJDF muerte de empleada de Liverpool

La Procuraduría General de Justicia del DF investiga la muerte de una empleada de la tienda Liverpool, luego de la inconformidad de sus familiares quienes rechazaron que el fallecimiento fuera consecuencia de un infarto.

Y es que la ampliación de la necropsia confirmó que Angélica Trinidad Romero murió por asfixia, diagnóstico contrario al que expidió un médico particular contratado por el gerente de la tienda departamental de Perisur.

La mujer fue ubicada en el área de baños el pasado 16 de noviembre. Ahí permaneció toda la noche y a la mañana siguiente el área jurídica de la empresa se encargó de contactar a un médico y solicitar los servicios de una agencia funeraria para retirar el cuerpo.

Ante la inconformidad de familiares por el traslado del cadáver, ese mismo día se presentó la denuncia ante el agente del Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Coyoacán.

"El día de hoy, el Instituto de Ciencias Forenses del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, en ampliación al protocolo de necropsia de fecha 17 de noviembre pasado y con base en las fotografías y el estudio histopatológico realizado al cuerpo de la víctima, concluyó que la congestión visceral generalizada que presentó, se debió a una asfixia por estrangulamiento", informó la PGJDF.

Las autoridades judiciales llamarán a declarar a los empleados de la tienda Liverpool quien en todo momento trataron de desvirtuar los hechos para evitar denunciar el homicidio.

De hecho los familiares insistieron que fue durante el velorio cuando se percataron que Angélica tenía golpes en el rostro y la cabeza, por lo que se opusieron a que fuera cremada.

"En consecuencia, la representación social continuará la práctica de las debidas diligencias de investigación para el total esclarecimiento de los hechos", insistió la Procuraduría capitalina.

ShareThis