Inicio

Infecciones en vías urinarias, padecimiento frecuente entre adultos mayores: Sedeso

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) del Gobierno de la Ciudad de México, alerta a la sociedad que las infecciones más frecuentes en personas adultas mayores son las de vías urinarias, principalmente si la persona se encuentra en hospitales, casas de reposo o si usa sonda.

Al respecto, el coordinador de Geriatría del Instituto para la Atención de los Adultos Mayores (IAAM), Pedro Valdés Corchado, explicó que la infección en vías urinarias es la presencia de microorganismos en el aparato urinario, que pueden ocasionar daños en la uretra, la vejiga e incluso los riñones.

Los síntomas en los jóvenes y adultos mayores suelen ser diferentes; en las personas mayores se presenta orina turbia, necesidad urgente y con mayor frecuencia de orinar, incontinencia urinaria de comienzo reciente, dolor en el costado o parte posterior y baja de la espalda y ardor al orinar.

Existen diferentes causas por las cuales una persona puede presentar este tipo de infecciones, entre ellas la mala higiene, tomar poca agua, tener actividad sexual sin protección y poco cuidado en la colocación de sondas.

Valdés Corchado consideró que se debe tener especial atención cuando se presentan infecciones recurrentes, ya que pueden deberse a cálculos o piedras en el sistema urinario, divertículos que son pequeñas bolsas que se forman en la vejiga, abscesos, obstructiva urinaria por crecimiento de la próstata, cáncer o sondas sin aseo adecuado.

Se presentan diferentes tipos de infecciones en vías urinarias: uretritis, cuando las molestias se limitan a la uretra, que es la parte por donde sale la orina; cistitis, cuando la infección se encuentra en la vejiga; prostatitis, cuando afecta la próstata; y nefritis, cuando llega al riñón.

Y se dividen en sintomáticas, cuando se presentan signos y síntomas de infección urinaria; asintomáticas, que son más difíciles de diagnosticar o se manifiestan con otros signos o síntomas como caídas, confusiones mentales agudas y desequilibrio; recurrentes, que a pesar del tratamiento bien llevado a cabo, vuelven a presentar infección; y complicadas, en el varón siempre se considera complicada, pues tiene más sistemas de defensa y el hecho de que tenga infección significa que el germen es más agresivo.

El coordinador de Geriatría en el IAAM comentó que algunas medidas para prevenir estas infecciones son tomar suficiente agua, tener una higiene adecuada, usar protección en las relaciones sexuales y comer o tomar jugo de arándanos.

En caso de tener el padecimiento, se recomienda acudir al médico, ya que se necesita realizar algunos estudios de laboratorio y prescribir antibiótico.

ShareThis