Inicio

Implementa Sobse estructura PVC en Hospital Veterinario de la CDMX

A través del uso de materiales elaborados con polímeros reforzados (PVC), el Gobierno del Distrito Federal (GDF) construye el Hospital Veterinario de la Ciudad de México, ubicado en la Delegación Iztapalapa, como parte de un modelo innovador que permite celeridad en la obra, y un mantenimiento mínimo en sus instalaciones.

El Royal Building System (RBS), por sus siglas en inglés, es un método de construcción de origen canadiense, que mediante el ensamblaje de paneles prefabricados a base de polímeros permite la instalación de muros interiores, exteriores y lozas. Este sistema genera una solidez estructural debido al colado de concreto que se realiza en el interior de estas piezas.

La Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), dependencia encargada de la edificación del primer hospital veterinario público del GDF, utiliza este novedoso modelo constructivo por primera vez en la infraestructura urbana de la capital del país, tecnología que complementa a las construcciones de ladrillo o estructuras de metal.

Este hospital para especies pequeñas estará compuesto por tres cuerpos o módulos, dos de los cuales se encuentran concluidos en su estructura y uno está en proceso de construcción; cuentan con un nivel de altura y están elaborados con este tipo de elementos prefabricados.

El primer módulo estará compuesto por un área administrativa y de investigación que contará con 16 cubículos.

El segundo de estos cuerpos, ofrecerá servicios de consulta externa, cuenta con 10 consultorios, una farmacia y una sala de espera, además se habilitarán los cuartos de endoscopía, rayos X, ultrasonido y un laboratorio.

En el tercer módulo se implementará el área de cirugías, donde se habilitan 5 quirófanos; uno de estos funcionará como aula para estudiantes de Veterinaria y Zootecnia.

Por otra parte, este cuerpo tendrá un área de terapia física y rehabilitación para perros y gatos.

El Director General de Obras Públicas de la Sobse, Edgar Tungüí Rodríguez, precisó que este novedoso modelo constructivo genera diferentes beneficios, como el ahorro de tiempo en construcción, debido a que cuenta con revestimientos que sirven como acabados, además de que este material requiere un mantenimiento mínimo, porque no requiere de impermeabilización ni pintura, es resistente a las inclemencias del tiempo, y es sencilla su limpieza en exteriores por su diseño anti graffiti.

“Este sistema constructivo cumple con el reglamento de alta seguridad estructural para edificaciones, cuenta con un diseño contra sismos, fuertes lluvias e inundaciones; este tipo de materiales prefabricados representan casi el 60 por ciento de la obra en general, lo que permite celeridad en la construcción, además de que requiere de un mantenimiento mínimo”.

La Dirección General de Obras Públicas (DGOP) informó que la construcción de este hospital para pequeñas especies, con capacidad para ofrecer servicios de salud a 120 perros y 20 gatos por día, presenta un avance de obra de casi 72 por ciento, y estará concluido a finales del presente año.

ShareThis