Inicio

Gripa, cansancio y medicamento, causa del accidente de delegado

Ya repuesto del susto y los magulladuras que sufrió por el accidentes de esta madrugada, el jefe delegacional de Iztapalapa, Jesús Valencia Guzmán, rechazó que haya ido en estado de ebriedad cuando impactó su lujosa camioneta contra otra unidad estacionada sobre Boulevard de la Luz, en Jardines del Pedregal.

“La verdad es que la terrible gripa que me cargo de hace días y el cúmulo de trabajo de este fin de año, provocó que me descuidara por un momento. Además, porque desobedecí una indicación médica, pues tomé una medicina que me provoca somnolencia y, la verdad, me quedé dormido al volante”, reconoció.

Detalló que el medicamento que tomó es el Ativan (lorazepam), medicamento para para dormir, “el cual lo tomé la noche anterior. Pero la realidad es que no debí haber manejado”, reiteró.

Negó que haya bebido alcohol, luego que acudiera a una fiesta por un brindis navideño, como lo difundieron algunos medios de comunicación, “pero la verdad es que el medicamento no lo permite. Me quedé dormido, no tengo excusa. Es una medicina potente”, insistió.

Explicó que ahora vive en la zona del Pedregal, porque allí está la casa de su actual pareja, aunque él reside en la delegación Iztapalapa. Y cuando ocurrió el percance, regresaba de una reunión con sus compañeros de la tribu Alternativa Democrática Nacional (ADN) en un restaurante de San Ángel.

De acuerdo con información de la SSP-DF, el percance ocurrió a 1:00 horas, frente al número 831 de Boulevard de la Luz, colonia Jardines del Pedregal, cuando la camioneta Jeep, Gran Cherokee, placas 588Z-VH, se impactó contra la camioneta Suburban, color azul, que estaba estacionada, para luego volcar.

Ante ello, llegaron lugar policías y los servicios de emergencia, cuyos paramédicos trasladaron al jefe delegacional al hospital Médica Sur, donde los especialistas, luego de revisarlo, resolvieron que no era necesaria su hospitalización, pues sólo presentaba contusiones leves.

Por ello, cerca de las 3:30 horas, el jefe delegacional fue dado de alta y salió del hospital acompañado por sus familiares, aunque aseguró que su camioneta de reciente modelo podría considerarse como daño total.

Más tarde, Valencia Guzmán confirmó que por el cansancio, la gripa y los efectos del medicamento, fueron la causa del accidente, del cual su aseguradora se encargó de resolver los daños que ocasionó a la otra unidad, por lo que no hubo delitos que perseguir, “ya que no iba ebrio, no hubo lesionados ni tampoco ocasione daños a las vías generales de comunicación”, afirmó en entrevista.

ShareThis