Inicio

GDF deberá racionalizar gastos administrativos el próximo año

La delegaciones políticas, así como la Jefatura de Gobierno, secretarías, los 13 órganos de Gobierno, desconcentrados y autónomos, deberán racionalizar sus gastos administrativos y de apoyo, que ocupan hasta 60 por ciento de su presupuesto, establecen las reformas de la Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente aprobadas por el Pleno de la ALDF para el ejercicio fiscal 2015.

De acuerdo con el dictamen, cada una de las 16 delegaciones, las 22 secretarías y el resto de los órganos de Gobierno, desconcentrados y autónomos, deberán aplicar las medidas correspondientes para evitar gastos indebidos, aunque el documento no aclara qué son ese tipo de gastos indebidos.

“Las dependencias, órganos desconcentrados, delegaciones y entidades, así como los órganos autónomos y de gobierno, sin menoscabo de su autonomía, en el ejercicio de sus respectivos presupuestos, deberán tomar medidas para racionalizar el gasto destinado a las actividades administrativas y de apoyo, sin afectar el cumplimiento de las metas de las funciones aprobadas en el decreto de Presupuesto de Egresos”, señala el artículo 81 de la Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente para 2015.

Asimismo, dijo artículo establece que los recursos generados como resultado de la aplicación de dichas medidas, deberán destinarse, en primer lugar, a mitigar el déficit presupuestal de origen y, en segundo lugar, las funciones prioritarias del ejecutor de gasto que los genere, previa autorización de la secretaría o de la instancia competente, tratándose de los írganos autónomos y de gobierno.

De igual forma, la norma destaca que para el 2015, fue autorizada la creación de un fondo de infraestructura y ambiental, cuyas reglas de operación deberán ser dadas a conocer por la Secretaría de Finanzas, cuyo fondo se iniciará con remantes de aportaciones especiales que tengan las delegaciones y las secretarías.

Además, los proyectos a ejecutarse deberán ser presentados para la aprobación de la Secretaría de Finanzas y se ejecutarán bajo un esquema de coinversión, por medio del cual las delegaciones aportarán un peso por cada uno que se obtenga del fondo.

“La Secretaria de Finanzas emitirá dentro de los siguientes 90 días naturales a la publicación de la presente Ley las reglas de operación del fondo de infraestructura”, señala el documento al precisar que el fondo podrá utilizarse para la atención de contingencias y emergencias epidemiológicas y de desastres naturales, así como para mejorar el balance fiscal, de conformidad con las reglas que para tal efecto emita la Secretaría de Finanzas.

Empero, la principal función del fondo es para proyectos de infraestructura y ambientales, cuyos resultados que tengan las delegaciones y las secretarías, deberán reportar a la Secretaría de Finanzas sus avances y metas, cada tres meses; es decir, dicho fondo será de los programas más vigilados por la autoridad, sobre todo porque 2015 es año electoral y podría ocurrir algo sospechoso en su manejo.

ShareThis