Inicio

Por falta de quórum ‘quiebran’ sesión en la ALDF; sólo había 32 diputados

Jaime Ochoa Amorós (archivo).

Sin considerar que la gran carga de trabajo pendiente por resolver, este martes el presidente de la Mesa Directiva de la ALDF, el priista Jaime Ochoa Amorós, por segunda ocasión, en menos de una semana, levantó la sesión ordinaria que se desarrollaba en el Antiguo Palacio de Donceles, al no reunirse el quórum necesario, pues sólo estaban presentes 32 de los 66 diputados locales.

Por ello, al filo del mediodía la sesión quedó interrumpida a la hora y media de haber iniciado, cuando se abordaba el punto 43 de 51 que integraban la orden del día, y en el que destacaban puntos de acuerdo álgidos, como el relativo a la revocación del fallo de licitación del tren de alta velocidad México-Querétaro y la propiedad denominada “Casa de la Palma”, de Angélica Rivera, que iba a presentar el diputado del partido Movimiento Ciudadano (MC), Oscar Moguel Ballado.

Cabe destacar que desde el inicio de la sesión, el priista dejó entrever su intención de “reventar” el Pleno, pues la reunión estaba programada para iniciar a las 9:00 horas, lo cual se prolongó hasta las 10:22 horas, cuando el panista, Gabriel Gómez del Campo, exigió pase de lista, debido a que el Salón de Plenos estaba prácticamente sin diputados, pues sólo estaban 22 legisladores.

Así, el diputado del PRD, Eduardo Santillán Pérez, exigió un receso de 10 minutos, a fin de que se presentaran los demás legisladores, “porque si están aquí, sólo que debe entenderse que la mayoría de ellos está con trabajo en comisiones”, comentó al tiempo que el presidente de la Mesa ordenaba el receso.

Una vez que quedó establecida la presencia de 35 legisladores, Ochoa Amorós ordenó continuar la sesión a las 10:35 horas.

Sin embargo, a las 11:58 horas la diputada del PRI, Karla Valeria Gómez, pidió un nuevo pase de lista, debido a que en ese momento sólo veía gran cantidad de asistentes, pero pocos legisladores.

En esta ocasión sólo confirmaron su asistencia 32 representantes populares, por lo que el presidente de la Mesa Directiva decretó la suspensión de la sesión, “por falta de quórum”, dijo con el rostro enrojecido, para luego exigir a sus compañeros legisladores “seriedad y responsabilidad en el trabajo, pues no es posible que lleguen tarde, pasen lista y luego se retiren. Es una burla para la ciudadanía”, comentó una vez que bajó de la Mesa.

Empero, su proceder fue criticado duramente por los legisladores de los otros partidos, pues en el primer intento de levantar la sesión, el presidente de la Comisión de Gobierno, Manuel Granados, intervino para que se reconociera la presencia de los legisladores, al cuestionar que se solicitara la rectificación a unos cuantos minutos de que el mismo presidente de la Mesa Directiva había declarado el quórum reglamentario.
Por ello, llamó a Ochoa Amorós para que se conduzca con respeto a los trabajos legislativos. Aunque esto lo hizo casi una hora después de concluida la sesión, pues Granados Covarrubias estaba más interesado en acudir al evento de su “amigo” y antiguo jefe, Miguel Ángel Mancera, quien este martes hizo su reaparición en un acto público, luego de ser sometido a una cirugía de corazón abierto.

ShareThis