Inicio

Exhorta CDHDF a respetar derechos de reunión y manifestación pacífica en próximas movilizaciones

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) expresa su preocupación por el aumento de violencia en las últimas manifestaciones que se han llevado a cabo en la Ciudad de México.

Es importante señalar que tanto nuestra Constitución como la normatividad internacional en materia de derechos humanos protegen el derecho de reunión y manifestación pacíficas y establecen que tal ejercicio sólo puede estar sujeto a las restricciones previstas por la ley que sean necesarias en una sociedad democrática en interés de la seguridad, o para proteger los derechos y libertades de los demás.

Para abonar a que las movilizaciones de este lunes 1º de diciembre de 2014 puedan desarrollarse en un ambiente de respeto, tolerancia y promoción de la cultura de la paz, la CDHDF, atendiendo los hechos que ha observado y los señalamientos de las organizaciones de la sociedad civil en torno a cómo se han desarrollado las últimas manifestaciones ha solicitado, por primera vez, a las secretarías de Gobierno, Obras y Desarrollo Urbano, Seguridad Pública y Protección Civil, todas del Distrito Federal, la implementación específica de las siguientes medidas preventivas:

1.- La totalidad del alumbrado público de las calles, edificios públicos, parques y plazas donde haya manifestantes, deberá encontrarse funcionando correctamente.
2.- Habilitar rutas de salida que garanticen la integridad de las personas en caso de contingencia o eventualidad, evitando cualquier medida o acción policial que genere espacios confinados (efecto embudo).
3.- Los elementos de las fuerzas del orden deberán estar debidamente uniformados e identificados, así como las unidades que se utilicen para tales efectos.
4.- Asegurar el acceso inmediato a los servicios de urgencias y primeros auxilios durante toda la movilización, y
5.- Resguardar el derecho de las y los periodistas que cubren las movilizaciones. La CDHDF estará de manera cercana documentando que no se obstaculice ese derecho, ni se les afecten sus herramientas de trabajo.

También es importante señalar que las detenciones por parte de las autoridades locales y federales durante las movilizaciones, deben llevarse a cabo actualizándose la hipótesis de flagrancia, tal y como lo ha establecido la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). En los casos en los que personas sean detenidas legítimamente, deberá respetarse la cadena de custodia y deberá ponerse a las y los detenidos a disposición inmediata de la autoridad competente.

Asimismo, la CDHDF hace un llamado a las autoridades a no estigmatizar el trabajo de las defensoras y los defensores de derechos humanos, ni de quienes ejercen su derecho a la documentación ciudadana, ni de quienes convocan, coordinan y dan asistencia a los contingentes de manifestantes. Ya que esto no solo criminaliza la importante tarea de estos actores sociales sino que inhibe la labor fundamental de protección de los derechos humanos.

En este sentido, la CDHDF reconoce la labor del Poder Judicial como contrapeso que propició la liberación de los 11 detenidos del 20 de noviembre en penales federales, y reafirma la exigencia en el uso diligente del Derecho Penal.

Este 1° de diciembre, la CDHDF trabajará de manera coordinada con las organizaciones de la sociedad civil antes, durante y después de la movilización en aras de fortalecer nuestra labor de observación y vigilancia del respeto a los derechos humanos en la Ciudad y estará en constante comunicación con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

También se reforzarán las acciones conjuntas para que no se criminalice a quienes dan asistencia jurídica a las personas que pudieran ser detenidas durante las manifestaciones.

El personal de la CDHDF estará presente durante las movilizaciones y concentraciones del próximo 1 de diciembre hasta que se retiren los cuerpos policiacos, para vigilar el respeto a los derechos humanos, brindar información y orientar a las personas asistentes.

La CDHDF refrenda su compromiso con las personas que habitan y transitan en la Ciudad de México y, frente al contexto social que vive el país, se mantendrá firme en su mandato de vigilar el cumplimiento de los derechos humanos.

ShareThis