Inicio

Dictan lineamientos de actuación para el Ministerio Público

Para evitar violaciones a los derechos humanos de los presuntos delincuentes, la Procuraduría General de Justicia del DF emitió los lineamientos que deben tomar en cuenta el Ministerio Público y la Policía de Investigación para mantener detenidas a las personas.

El documento publicado en la Gaceta Oficial del DF indica que las aprehensiones en flagrancia son aquellas en las que el sujeto es sorprendido en el momento mismo de cometer el ilícito.

De esta manera, los policías deberán establecer la hora en que es presentado el detenido ante el Ministerio Público y las características del hecho, para que a partir de ese momento, inicie la integración de la averiguación previa.

“La autoridad ministerial ante quien sea puesta a disposición una persona, bajo el argumento de que fue detenida en flagrancia, revisará que se acredite la causa formal y material de la restricción de la libertad, a fin de resolver la procedencia o no de su retención.

“Además deberá corroborar que la detención se haya realizado en el momento de la comisión del delito, o inmediatamente después de haberlo cometido”, indica el Acuerdo.

Y es que aunque ya trabajan bajo estas observaciones en la PGJDF, el propósito de la publicación es reforzar la cultura de los derechos humanos y crear esquemas para su mejor protección.

“Las autoridades involucradas deberán establecer la hora en que la persona sea puesta a disposición del Ministerio Público, dictándose el acuerdo de retención inmediatamente”, agrega.

El Acuerdo A/009/2014 reitera que la restricción de la libertad no podrá exceder del plazo de 48 horas, que se computarán a partir de que la persona es puesta a disposición del MP.

Es en ese tiempo en el que se deberán presentar las pruebas, testimonios y dictámenes periciales a fin de determinar si existen elementos suficientes para consignar o liberar al detenido.

“Si durante el plazo de las 48 horas, el Ministerio Público no cuenta con elementos para ejercer acción penal, deber poner en libertad inmediata a la persona.

“Asimismo, a la persona sujeta a la medida de retención, se le garantizará, al igual que a todas las personas privadas de su libertad, el ejercicio de sus derechos a la dignidad, a la integridad personas, a la defensa adecuada, a la comunicación y al debido proceso”, puntualiza.

ShareThis