Inicio

Diabetes, asignatura pendiente que requiere atención para disminuir mortandad

En 2011, la diabetes causó en el mundo, la muerte de 4.6 millones de personas y en América Latina, representa el 12.3% del total de las defunciones, por ello es imperante que las autoridades correspondientes apoyen el programa de Prevención, Tratamiento y Control de la Diabetes en DF, a fin de revertir los datos arrojados por el INEGI, afirmó Miriam Saldaña Cháirez, presidenta de la Comisión de Vivienda de la ALDF.

La Diabetes Mellitus, es reconocida por la OMS como una amenaza mundial. Se calcula que en el mundo existen más de 180 millones de personas con diabetes y es probable que esta cifra aumente al doble, para el 2030. En 2005, se registraron 1.1 millones de muertes debidas a este padecimiento, de las cuales alrededor de 80%, ocurrió en países de ingresos bajos o medios, destacó la legisladora.

En México, la diabetes presenta un incremento ascendente, con alrededor de 60 mil muertes y 400 mil casos nuevos al año. A pesar de que México cuenta con un programa de acción de prevención y control, aún existen serias limitaciones que impiden la contención efectiva y eficaz de este padecimiento.

Datos del INEGI, el Distrito Federal es la ciudad del país que registró en 2010, una mayor cantidad de muertes derivadas de la diabetes, con un total de 104 casos por cada 100 mil habitantes; seguido de Veracruz, con 88 casos y Morelos, con 87 defunciones a lo largo de ese año.

En el caso de la Ciudad de México, las defunciones aumentaron con respecto al 2009, año en el que la tasa fue de 100.78 fallecimientos por cada 100 mil habitantes; reveló el INEGI en el marco del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemoró el pasado 14 de noviembre.

La expectativa de vida de las personas que padecen esta enfermedad se ve reducida en un total de 9 años, para el caso de los hombres y 7 años en el caso de las mujeres.

La prevención y el control de la diabetes, representa un reto para las autoridades del sistema de salud de nuestro país, ya que al igual que otras enfermedades crónicas, es el resultado de estilos de vida no saludables, como los hábitos de alimentación deficientes y el sedentarismo. Estos, sumados a la carga genética, el estrés psicosocial, el tabaquismo y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, constituyen los principales determinantes que inciden en el desarrollo de la enfermedad, indicó la diputada.

Por todo lo anterior, la aplicación del programa de Prevención, Tratamiento y Control de la Diabetes en el Distrito Federal, de la Secretaría de Salud del DF, coadyuvará a la prevención de complicaciones agudas y crónicas, mejorando la calidad de vida de los capitalinos que viven con esta enfermedad, apuntó Saldaña Cháirez.

ShareThis