Inicio

Delegado en Cuauhtémoc califica como mal mensaje de la Federación aplicar programa de Abasto Social

Si el Gobierno Federal pone en marcha en la Ciudad de México el programa “Abasto Social”, como ya lo ha hecho en casi todo el país, “será un mal mensaje, debido a estamos a escasos tres meses de iniciar el periodo electoral que concluirá en julio del 2015”, comentó ayer el jefe delegacional de Cuauhtémoc, Alejandro Fernández Ramírez.

Entrevistado por El Zócalo DF, el mandatario delegacional recordó que el año pasado la Federación trató de poner en marcha dicha Cruzada, “pero no fructificó”, debido a que no coincidieron en intereses las autoridades federales y las del Gobierno capitalino, “pues mientras ellos querían sólo repartir despensas, en lo local se buscó combatir eficazmente la pobreza”.

Sin embargo, destacó que lo grave de la acción, “es que cualquier programa social que quieran poner en marcha en esta época prelectoral, debe contar con la opinión de los delegados políticos, para que puedan aplicarse de manera adecuada y no se pretenda sólo una cuestión política, como podría pensarse”, dijo.

​De lo contrario, sostuvo, tendría un matiz equivocado si el Gobierno Federal quisiera estructurar un programa “despensero en la capital; sería muy equivocado y un mensaje muy negativo que envíen a los capitalinos”, insistió.

Destacó que tal parece que al Gobierno Federal no le interesa apoyar a la Ciudad de México con la Cruzada Nacional contra el Hambre, “pues desde hace meses presentamos nuestra propuesta y ahí está parada. La Sedesol (federal) sigue analizándola y no hay para cuándo entrarán esos recursos. Creen que con entregar despensas van a ayudar a la gente necesitada. Considero que la necesidad va más allá que una simple despensa”, comentó Fernández Ramírez.

​Recordó que en su propuesta es dar vivienda a las 150 familias, que desde hace más de 30 años habitan casas de cartón y madera en la calle Crisantema, colonia Atlampa, “donde también tendría que apoyar el GDF, a través del INVI, y nosotros destinaríamos cinco millones de pesos para recuperar ese espacio. Creo que la Cruzada debería ayudar a estas familias que viven en pobreza multifuncional, como lo calificó la Sedesol (federal). Pero tal parece que no le urge a la Federación”, reiteró.

​La posición del jefe delegacional en Cuauhtémoc, es debido al anunció de la titular de la Sedesol, Rosario Robles Berlanga, de que ha crecido el programa de Abasto Social, a través de la Leche Liconsa, de la cual inició el martes pasado el canje anual de tarjetas.

ShareThis