Inicio

Damnificados piden más dinero para reconstrucción en CDMX

La Coordinación General de Damnificados de la Ciudad de México exigió a las autoridades locales y federales incrementar la bolsa de dos mil 500 millones de pesos del Fondo de Reconstrucción (Fonden), pues son insuficiente para la reconstrucción, reparación y reforzamiento de los inmuebles dañados por los sismos.

En la misma situación está la emisión de dictámenes y estudios técnicos necesarios, como mecánica de suelos, niveles topográficos, resistencia de materiales, entre otros.

De no aceptar sus peticiones, advirtieron, no descartan acudir a instancias internacionales para solicitar su apoyo económico, pues buscan soluciones tanto en el rubro de vivienda como en escuelas, hospitales e infraestructura pública.

Sin embargo, rechazaron todo intento de convertirlos en botín político o en un pretexto de negocio para las inmobiliarias, por lo que rechazaron tener relación alguna con los partidos políticos o con empresarios de constructoras.

En conferencia, explicaron que con la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018, la Cámara de Diputados demostró insensibilidad e irresponsabilidad para atender la crisis, que dejó el terremoto del pasado 19 de septiembre y dejó ir la oportunidad histórica de actuar de forma solidaria ante una emergencia nacional de proporciones catastróficas.

Recordaron que por medio de la movilización, no por voluntad parlamentaria, lograron se destinarán recursos para la reconstrucción, los cuales, lamentablemente, son insuficientes, además de que no hay claridad en la forma en que se distribuirán los recursos de los fondos de Desastres Naturales, de Prevención de Desastres Naturales y de Capitalidad.

Denunciaron que los diputados federales que avalaron el PEF 2018, no contemplaron como una prioridad la situación de los damnificados, “y prueba de ello es que aprobaron erogar 38 mil millones de pesos para continuar con el pago del rescate bancario (Fobaproa)”, afirmaron.

De igual forma, dijeron, los propios legisladores “se autorizaron” un presupuesto de 200 millones de pesos para la renivelación de uno de los edificios de San Lázaro, dañado por el sismo.

“Parece ser que su sentido de responsabilidad ante una contingencia, como la del 19 de septiembre, llega sólo hasta las paredes del Palacio Legislativo, pues se mantienen los gastos superfluos en prebendas, viáticos, comidas y gastos médicos mayores, para lo que destinaron 26 mil millones de pesos”, enfatizaron.

ShareThis