Inicio

Crecen robos y extravíos de celulares en 118%: Wertman

El presidente del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, Luis Wertman Zaslav, informó que en 2013 el número de denuncias y reportes de celulares extraviados o robados se incrementó 118 por ciento con relación al 2012, al pasar de 156 mil 681 casos a 341 mil 740 en el año pasado.

Así lo reveló el directivo al presentar los resultados del segundo Estudio de Actividades en Telecomunicaciones para Inhibir el Uso de Celulares en Actividades Delictivas, donde reconoció que estas cifras son alentadoras, “aunque no suficientes”, pues demuestran que cada día más personas asumen su compromiso de denunciar y, con ello, comenzar a reducir la cifra negra de este delito.

Aclaró que el estudio fue realizado por su organismo y la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (ANATEL), quienes establecieron que en 2013 se reportaron ante cuatro compañías de teléfonos celulares del país, un total de 341 mil 740 aparatos robados o extraviados, a las cuales les fue solicitada la cancelación del número de identificación del aparato (IMEI, por sus siglas en inglés), para evitar el uso del mismo en actividades delictivas y reducir el mercado negro.

“Si se considera que el teléfono móvil es el artículo más robado en el país, ya que de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de Victimización del INEGI, el 57 por ciento de los más de nueve millones de robos a transeúntes en 2013 fueron solo para quitarnos el celular. Por ello, es importante seguir generando los mecanismos que permitan reportar el delito y al mismo tiempo eliminar su posibilidad de uso posterior”, comentó Wertman.

Sin embargo, agregó, para dejar de ser víctimas de este delito, también debemos poner de nuestra parte como ciudadanos, y evitar comprar teléfonos celulares en lugares no autorizados y dejar de emplear servicios ilegales de activación, como el “flexeo o hackeo”, donde se prácticamente se clona un IMEI no reportado como robado.

“Quien hace uso de este tipo de activación ilegal está cometiendo un delito y se expone a ser timado, porque el teléfono eventualmente será inutilizado. En este sentido, hacemos un llamado al Congreso (de la Unión) para que contemos con un marco legal que penalice la manipulación del IMEI en cualquiera de sus formas. De la misma manera, por ejemplo, en que está prohibido hacerlo con el número de motor de un automóvil”, destacó.

Por otra parte, sostuvo que la atención de peticiones hechas por las autoridades a las compañías de telefonía celular, sobre actividades de la presunta comisión de un delito aumentó 11.6 por ciento, al sumar 44 mil 599 en 2013, mientras que los números telefónicos involucrados en dichas peticiones aumentaron 41.7 por ciento, lo que significó un volumen de 117 mil 262 números.

ShareThis