Inicio

Continúa polémica por marca ‘CDMX’

Al continuar la lucha por darle gusto a la jefa de Gobierno capitalino electa, Claudia Sheinbaum Pardo, quien en su capricho de darle un sello personal a la capital del país, busca desaparecer la marca “CDMX”, ahora los diputados locales de Morena con los de oposición se enfrascaron en acalorado debate que, como es obvio, ganó la “amplanadora” del partido de “ya saben quién”.

Durante la sesión ordinaria de este jueves, el diputado del PRI, Guillermo Lerdo de Tejada Servitje, expuso en tribuna un punto de acuerdo urgente y de obvia resolución, para exigir al todavía jefe de Gobierno capitalino, José Ramón Amieva Gálvez, informe del costo económico que llevaría cambiar la marca “CDMX”, como se ha encaprichado la muchacha de “ya saben quién”.

“No es necesario proponer un cambio del logo ‘CDMX’, cuando existen temas más importantes en la capital, como la austeridad, la reconstrucción. Un gobierno sabe priorizar y cambiar el logotipo, en el que se incluye destinar un gran mobiliario, como patrullas, oficinas, entre otros componentes urbanos”, sostuvo el priista ante la desaprobación de los empleados de Andrés Manuel López Obrador.

Ante tal situación el representante popular del tricolor exhorto a Claudia Sheinbaum, “haga considerar la decisión de cambiar la imagen de la ciudad, sobre todo porque existen alternativas que no implicarían nuevas erogaciones para fines de imagen turística, pues se cuenta con el emblema ‘CDMX’, que ha tenido un amplio posicionamiento. Desaparecer este emblema, sería como empezar de cero”, sostuvo el priista.

Luego de una primera votación, el presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Jesús Martín del Campo, con toda su inexperiencia que lo caracteriza, aprobó el punto de acuerdo del priista, pero entonces el morenista, Carlos Castillo, solicitó repetir la votación, “pues tengo duda sobre el resultado”, argumentó mañosamente.

Y como es de esperarse, el ex líder de la CNTE y presunto luchador del Movimiento del 68, aceptó la petición del morenista, por lo que ordenó a la secretaria someter nuevamente la votación, por lo que el punto de acuerdo fue desechado con 30 votos en contra y 19 a favor. La “aplanadora” de Morena mostró de nueva cuenta estar al servicio de Doña Claudia y sus caprichos.

ShareThis