Inicio

Constructora amenaza a vecinos de Coyoacán que rechazan obra

​Vecinos de Coyoacán denunciaron que con amenazas de fincarles responsabilidad penal, la empresa constructora Cima Oliva, SA de CV comenzó amedrentarlos, a fin de que cesen su lucha contra la construcción de un edificio de departamentos lujosos, basado en la Normas 26 –que está suspendida desde junio pasado--, a precios que van de un millón 369 mil pesos a un millón 533 mil pesos, cuando la norma señala un costo máximo de 709 mil 450 pesos.

Recordaron que por ello se inició un juicio de lesividad, que aún continúa, por lo que fue clausurada la obra, ubicada en la calle de Rafael Oliva número 2, aunque ahora el apoderado legal de la constructora, Felipe Acosta Solís, les hizo llegar un documento, firmado por el Corredor Público 54 del DF, Carlos Martín León Barrera, para ordenarles retirar las mantas que colocaron afuera de la obra, bajo el argumento de que han causado perjuicios al prestigio de crédito comercial de esa empresa.

​Explicaron que el documento que les fue entregado consta de dos hojas, donde se lee: “… la sociedad CIMA OLIVA, SA de CV le requiere… para que de forma inmediata proceda a quitar la manta que se ha colocado en el exterior del inmueble… ya que con dichos hechos se han causado los perjuicios correspondientes respecto del prestigio o crédito comercial a favor de la sociedad … por lo que de continuar con dichos hechos la sociedad que represento se verá obligada a iniciar las acciones judiciales correspondientes…”.

​Empero, los vecinos recordaron que desde el mes de julio de 2013 presentaron una denuncia ante la Seduvi, debido a dicha empresa violaba la Norma 26, al construir y vender departamentos de lujo a precios que por mucho sobrepasaban lo establecido en esa norma.

“La empresa CIMA OLIVA miente en su escrito, al señalar que cuenta con todos los permisos, licencias y manifestaciones correspondientes, ya que no sólo violó la Norma 26, sino también excede los metros máximos de construcción permitidos. Por ello, la Seduvi interpuso un juicio de lesividad que aún no ha concluido, y el InveaDF clausuró porque existe violación a las normas de desarrollo urbano, al pretender construir una obra de dimensiones mayores a las que realmente corresponden de acuerdo a su zonificación”, dijeron.

Advirtieron que pese a esas amenazas, continuarán con las acciones jurídicas necesarias, para que esta obra cumpla con el Programa de Desarrollo Urbano de la Delegación Coyoacán, que es habitacional con dos niveles máximos de construcción, y denunciaran ante las autoridades correspondientes las amenazas y acoso de la constructora.

ShareThis