Inicio

La “Vergonzosa” Encuesta Nacional de Salud y Nutrición

Como si se tratara de algo vergonzoso o de algo que deliberadamente se quiso ocultar, el pasado viernes 9 de noviembre, el Secretario de Salud Federal, Salomón Chertorivsky (@Chertorivsky), por fin dio a conocer los primeros resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2011. Durante meses, diversas organizaciones como El Poder del Consumidor (@elpoderdelc), la Fundación Mídete (@fundacionmidete) y la Plataforma Estratégica Contra el Sobrepeso y la Obesidad (@ContraPESO) exigieron a la dependencia que hicieran públicos dichos resultados.

Dos cosas llamaron la atención del referido anuncio; la primera es que los datos se dan a conocer con varios meses de retraso. De manera intencional y podría decir que hasta dolosa, la Secretaría de Salud retrasó por más de un año la difusión de esta información clave para la toma de decisiones y para el diseño de políticas públicas, principalmente para prevenir y combatir el sobrepeso, la obesidad y sus enfermedades asociadas como la diabetes.

La segunda cuestión que destaca del anuncio del Secretario Chertorivsky es que sólo dio a conocer datos preliminares, en un acto discreto, que fue realizado en un viernes por la tarde, contrario a los actos llamativos y coloridos que recurrentemente organiza “Salo” para autopromoverse. Lejos de sus acostumbradas entrevistas en los principales espacios noticiosos del país, ahora sólo nos regaló un par de tweets, como para dejar constancia de lo acontecido.

La pregunta que no ha quedado contestada es ¿a qué se debe el deliberado retraso en la difusión de los resultados de la Encuesta? Hay que recordar que algo similar pasó con la Encuesta Nacional de Adicciones.

Existen varias hipótesis: 1) la Encuesta tiene problemas metodológicos, lo cuál sería grave por la cantidad de recursos que en ella se invirtieron; 2) se ocultó esta información premeditadamente para que no afectar la imagen del Presidente Felipe Calderón, justo cuando está al aire una campaña del Gobierno Federal que promueve que éste fue el “sexenio de la salud”; y 3) el Secretario Chertorivsky se negaba a publicar estos datos cuando busca por todos los medios que el Presidente electo lo ratifique en su cargo.

La Encuesta muestra que los índices de sobrepeso y obesidad aumentaron de manera sostenida. Ahora sabemos que entre 1988 y 2012 los niveles de obesidad en mujeres se duplicaron, aumentando de 34.5% a 70.8%. En el caso de los adolescentes la cifra se triplicó, pasando de 11.1% a 35.8%. Entre lo que más destaca es el hecho que el 40% de los niños mexicanos padecen de obesidad, es decir, que la obesidad infantil sigue en aumento.

Con los datos de las Encuestas Nacionales de Adicciones (www.conadic.salud.gob.mx/interior/ena_.hmtl) y de Salud y Nutrición (www.ensanut.insp.mx) queda más que claro que éste no es el sexenio de la salud.

Urge que la nueva Administración haga una revisión profunda de lo que ha acontecido con estas dos mediciones y que privilegie un enfoque preventivo en el área de salud pública. Esperemos que el Presidente electo tenga claro que se requiere otro perfil de funcionarios al frente de esta dependencia.

 #

Como siempre muy buena su

Como siempre muy buena su columna.
Llegué aquí por una nota anterior "Hablemos de conflicto de intereses.." y desde ahora soy su seguidor. Felicitaciones

 

Xiuh Tenorio
Es Licenciado en Ciencia Política por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y actualmente cursa la maestría en Políticas Públicas Comparadas en FLACSO.

Es coordinador del Diplomado en Operación y Planeación Legislativa impartido por el ITAM.

Fue diputado en la IV Asamblea Legislativa del Distrito Federal y hasta octubre del año pasado se desempeñó como Coordinador General de Educación en el Distrito Federal.

Actualmente, es Senador suplente electo en la LXII Legislatura y Presidente Honorario de la Fundación Mídete.

Síguelo en Twitter: @xiuhtenorio