Inicio

Capitalinos de luto, por algo que nació muerto, como Línea 12: PAN

Legisladores del PAN llegaron puntuales a la cita y por su vestimenta, las caras compungidas, miradas al piso y ataviados de negro, muchos creyeron que verdaderamente acudían a un velorio, pues además cargaban una gran corona mortuoria con cinta morada y letras doradas, donde se leía: "Línea 12. 6 Meses. Nació Muerta”.

“Venimos esta mañana al velorio de algo que desde antes de su nacimiento venía muerto, como fue la Línea Dorada. Aunque hoy, lejos de castigar a los responsables, sólo hay ‘chivos expiatorios’; los verdaderos culpables siguen burlándose de los capitalinos”, señalaron mientras colocaban con seriedad la corona.

La senadora Mariana Gómez del Campo, con rictus de una real viuda, casi con llanto, lamentó que el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, politice las irregularidades en la Línea 12 del Metro con su antecesor Marcelo Ebrard, “por lo que los capitalinos somos ahora rehenes de las tribus perredista, ya que las 12 estaciones de esa línea fueron cerradas, sin contar con un diagnóstico técnico”, dijo.

Reunidos en la estación del Metro “Zapata”, a escasas metros donde por años estuvo la sede del Proyecto Metro del DF, desde temprano llegaron los panistas, entre los que destacaba el diputado federal, Fernando Rodríguez Doval, quien al igual que sus compañeros, demandó sanciones administrativas y penales para los actuales funcionarios del Metro, “así como contra el Doctor Mancera, por falta de mantenimiento, y a Ebrard por posibles delitos de corrupción”, afirmó.

Apoyado por los asambleístas, Orlando Anaya González y Edgar Borja Rangel, y la senadora Gómez del Campo, el diputado federal recordó que a seis meses del cierre de 11 de las 20 estaciones de la Línea Dorada, y con la resolución de la Contraloría General del DF (CGDF) de sancionar a 33 funcionarios, “no es suficiente”.

“La gente está padeciendo la suspensión de una línea tan importante como lo es la Línea 12. Esto ha traído afectaciones económicas a casi 500 mil habitantes de Tláhuac e Iztapalapa, quienes siguen siendo afectados por el fracaso y por esconder actos de corrupción”, dijo Anaya González.

Por ello, destacó Borja Rangel, “demandamos castigo a los verdaderos responsables. No son suficientes los que hoy se han anunciado, sino también funcionarios de este gobierno, que son los que faltan castigarse”, afirmó.

Recordó que el consorcio Carso-ICA- Alastom, “tiene que ser responsable y después también se tiene que ver si el mantenimiento no fue el adecuado. No es posible que en un año una obra, de más de 30 mil millones de pesos, ya no sirva prácticamente la mitad. Eso es inconcebible”, acotó su compañero de sector y de partido, Anaya González.

ShareThis