Inicio

Priismo en la mira

Breve y directo habló a los 52 senadores electos el presidente del CEN del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, al advertirles que no tienen un cheque en blanco y que estarán bajo el acecho de sus adversarios y de la población.

Al inaugurar los trabajos de la primera plenaria del Grupo Parlamentario del PRI en la LXII Legislatura de la Cámara de Senadores, reconoció que si el tricolor está de regreso en el poder es porque hay insatisfacción entre los ciudadanos que “son migrantes electorales”, quienes les dieron su confianza para ver si son capaces de responderles.

En efecto, la alternancia en el poder dejó de ser un juego entre políticos. Como lo he mencionado en este espacio, el poder ciudadano ejercido a través del voto puso fin a 71 años de gobiernos priistas y a 12 años de administraciones panistas. Así que fácil no la tienen los legisladores y funcionarios que defiendan y respalden el proyecto de Enrique Peña Nieto.

Por lo pronto, a partir del próximo 1 de septiembre Emilio Gamboa Patrón será el comandante en la Cámara alta de la bancada priísta, para sacar las reformas hacendaria, energética, laboral y educativa. Se dice que antes de que termine el 2012 habrá humo blanco en materia fiscal y laboral, pues urge aterrizar los resultados macroeconómicos en los bolsillos de los millones de mexicanos, que por más que estiran el gasto no alcanza.

El cónclave fue en Chihuahua y en auxilio de Gamboa y Coldwell acudieron el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, el juez de la Corte Internacional de Justicia, Bernardo Sepúlveda Amor, y el coordinador general de políticas públicas del equipo de trabajo del candidato ganador, Luis Videgaray. Informados de la situación que priva en las finanzas públicas, en el derecho internacional y de lo que espera el presidente electo Peña Nieto, los senadores deberán regresar a casa con una visión más clara de su agenda legislativa.

Si los priistas aprendieron la lección, saben que no deben caer en el garlito del protagonismo y deberán jugar en equipo entre ellos y con sus pares de otros partidos. La palabra clave es negociación y de eso conocen bastante Emilio Gamboa y Manlio Fabio Beltrones. Las reformas y los cambios que el país requiere deben hacerse de manera coordinada entre los poderes Legislativo y Ejecutivo, para vencer resistencias a través de un eficiente trabajo parlamentario de cara a los electores, sin acuerdos en lo oscurito, con transparencia y metas claras.

La sociedad está urgida de resultados en materia de empleo, educación, salud, impartición de justicia y alimentación. La promesa de campaña exige cumplimiento. Traicionar la confianza tiene un alto costo que puede pasar factura en los comicios intermedios del 2015 y en el 2018. Como les advirtió Coldwell: “si los beneficios no se socializan, no llegan al grueso de la sociedad, son estériles y dañan al conjunto”. Sobre aviso no hay engaño y toca al PRI demostrar que tiene la capacidad de hacer un buen gobierno.

Entre el cielo y el infierno

Brutal acoso viven los migrantes que cruzan México y quienes les brindan ayuda, como el padre Alejandro Solalinde. Impulsados por alcanzar el “sueño americano” y huyendo de la pobreza, se ven hostigados por la mezquindad y la maldad humana. En su autoexilio se juegan la vida. Se mueven en los extremos de la crueldad y la generosidad. Vorágine que destapa la cloaca que se teje en torno de ellos entre autoridades y el crimen organizado.

Cuando la vida está en otra parte, libro de Mauricio Farah Gebara, evidencia el drama que se vive en los techos de los vagones de La Bestia, el ferrocarril que recorre nuestro país de sur a norte, donde van encaramadas entre 300 y 500 personas y en algunas épocas dicen que llegan a sumar las mil. Hay días que sólo pasa un convoy, pero hay otros en que circulan 3 convoyes diarios. El altruismo se hace patente en algunas zonas, como en Ixtepec, Oaxaca, en el albergue Hermanos en el Camino, del padre Solalinde, y en Amatlán, Veracruz, donde las mujeres conocidas como “las patronas” les entregan en bolsas de plástico arroz, frijoles y un pedazo de pan, al tiempo que les pasan refrescos amarrados con un mecate.

Sin embargo, su filantropía les puede costar la vida, pues estorban intereses muy fuertes no sólo del narcotráfico, sino también de políticos que se han acostumbrado a las millonarias ganancias que les deja la corrupción por el tráfico de más de 300 mil inmigrantes centroamericanos que cruzan México cada año con destino a Estados Unidos. Muchos son asaltados, secuestrados o violados. Quienes intervienen directamente en su defensa o realizan un trabajo preventivo, como el padre Solalinde, que los ha protegido del crimen organizado, "coyotes" y políticos, su labor humanitaria resulta incómoda y lo quieren matar.

Mauricio Farah presenta en este libro una investigación de 7 años (2005 a 2012) en su paso por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, al frente de la Quinta Visitaduría, encargada del tema migratorio, que lo convirtió en un especialista y en un defensor de estos grupos vulnerables, los cuales en su ruta por alcanzar un mejor nivel de vida padecen el vía crucis de la corrupción, aunque también conocen la bondad de hombres y mujeres solidarios en la ruta de La Bestia.

Vericuentos:

Fuego amigo

Fue tan terso que pocos lo notaron. Hacía unos meses que no coincidían en un evento público, pero ayer, durante el arranque al nuevo ciclo escolar 2012-2013, Felipe Calderón, al micrófono, se ufanó de que su gobierno lograra que las plazas magisteriales se concursaran y no se entregaran entre compadres o como cuotas. La maestra Elba Esther ya no pudo hacer uso del micrófono, pero ella no lo dejó pasar una vez que estuvo ante los medios. En tono de reproche expuso: La propuesta para que las plazas se asignen por concurso fue del SNTE. “No fue una iniciativa de la autoridad educativa ni del gobierno, fue una iniciativa del SNTE merced a tanta acusación de corrupción, y entonces propusimos que se sometieran a concurso”. El que entendió, entendió.

Revelación polémica

Entre los corrillos políticos de la plenaria tricolor, la difusión de la anécdota presidencial de que estuvo en riesgo la vida de Felipe Calderón hace algunos años provocó reacciones de hilaridad. Algunos consideran que estuvo fuera de lugar y cuestionan: ¿Qué ganó con decirlo al final de su sexenio? Si lo supo, por qué no se investigó y se dio con los responsables.

Guillermina Gómora Ordóñez, Licenciada en Periodismo por la UNAM.

Soy una apasionada de mi profesión, que me permite tener una butaca de primera fila en la historia. Actualmente me desempeño como Subdirectora de La Crónica de Hoy.

He trabajado como Jefa de Información y Productora de diversos noticiarios con profesionales de la comunicación como José Cárdenas, Pedro Ferriz de Con, José Gutiérrez Vivo, Manuel Mejido entre otros destacados colegas que me han brindado su confianza, en diversos medios como Grupo Fórmula, Grupo Imagen, MVS Noticias, Televisa, T.V. Azteca y Canal 40.

En medios impresos inicie como columnista en el extinto Periódico El Nacional, en la Sección de Economía, bajo la batuta del alebrije, José Yuste, hasta el cierre del diario “Agenda Ejecutiva”, reportaba y analizaba las incidencias de los sectores empresarial, bursátil y económico.

Hoy a través de Caleidoscopio comparto la tribuna con mis lectores para llevar el registro de un nuevo México, al que nos debemos desde la trinchera donde estemos. Nos merecemos una mejor calidad de vida y esta en nuestras manos conseguirla.

¡Ah! Fiel seguidora de los Pumas. El futbol, la lectura y el cine son mis entretenimientos favoritos