Inicio

Azcapotzalco implementa operativo contra venta de juegos pirotécnicos

Para prevenir accidentes ocasionados por el almacenamiento y venta ilegal de productos pirotécnicos, la delegación Azcapotzalco realizará durante estas fiestas patrias, operativos al interior y exterior de mercados públicos, a fin de ubicar puntos irregulares de expendios y decomisar esos artículos explosivos.

El jefe delegacional, Enrique Vargas Anaya, detalló que los recorridos e inspecciones serán, principalmente, dentro de los mercados Azcapotzalco y Pro Hogar, así como en las calles aledañas a los mismos, pues son los sitios donde cada año se ubica algún punto de expendio de manera irregular.

Recordó que la venta de los cohetes está prohibida en la Ciudad de México, por los daños a la salud que éstos ocasionan, los cuales van desde quemaduras de primer y segundo grado, la pérdida de extremidades e, incluso, la muerte.

Explicó que el almacenamiento de este tipo de artefactos es lo más preocupante, ya que puede ocasionar accidentes aún mayores, como el incendio del lugar donde se guardan, pues al propagarse causa daños a hogares y lugares aledaños, indicó el delegado.

Ante tal situación, Genaro Anita Gutiérrez, subdirector de Protección Civil de la delegación, instó a la población a no participar en su quema, no comprarlos y, sobre todo, reportar la venta a elementos de Seguridad Pública, a Protección Civil al Centro Azcapotzalco de Respuesta a Emergencias (CARE) a los teléfonos: 53 47 15 27 o al 01800 99922 73.

Detalló que las personas que venden cohetes, así como su almacenaje, pueden alcanzar sanciones que van desde cinco a 50 salarios mínimos y la puesta a disposición del Ministerio Público, donde deberán cumplir un arresto de 24 a 36 horas.

El funcionario aseguró que dentro de los artefactos pirotécnicos más peligrosos, están los explosivos denominados “cañones”, “garra de tigre”, “chifladores” y las populares palomas.

Recordó que el año pasado se atendieron cuatro casos de quemaduras, producto de la manipulación de estos productos en niños de entre seis y 14 años, así como también fueron asegurados alrededor de 300 kilogramos de cohetes y fueron atendidos dos connatos de incendio, presuntamente relacionados con su almacenaje.

ShareThis