Inicio

Ampliación de Línea 12 del Metro registra avance del 21 por ciento

El Secretario de Obras y Servicios capitalino (Sobse), Edgar Tungüí Rodríguez, sostuvo que la ampliación de la Línea 12 del Metro registra un avance global del 21 por ciento, aunque lo importante, dijo “es que es una obra de ingeniería mexicana que está a 40 metros, en promedio, bajo tierra-, además de desde hace años no se hacía una obra subterránea en la Ciudad de México.

Lo anterior lo manifestó el funcionario durante un recorrido de supervisión que realizó esta mañana por las obras del túnel que unirá la estación Mixcoac con Observatorio.

Destacó que la política de la administración del jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, gira entorno a la movilidad y los trabajos de ampliación de la red del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, “son un ejemplo de la apuesta del Gobierno de la Ciudad de México por el transporte masivo”, dijo.

Por otra parte, en el marco del 50 Aniversario de inicio de las obras del Metro en la CDMX, el director general de ese medio de transporte, Jorge Gaviño Ambriz, enfatizó que los trabajos que se realizan para ampliar la Línea 12, “se hacen de manera ordenada e inteligente.

Expuso que este proyecto fue modificado a petición del Metro, para que las curvas del trazo permitan el correcto funcionamiento entre el riel y el tren, y no afecte la operación cuando estas obras entren en funcionamiento, como paso anteriormente con el tramo elevado de este corredor de transporte.

Reveló que por primera vez en las obras del Metro, se colocará una capa plástica para impermeabilizar el túnel, acción que favorecerá el mantenimiento que en el futuro se le brinde a estas instalaciones.

“Esta tecnología garantiza que no haya filtraciones dentro del túnel. El plástico impermeable va a conducir el agua a la parte inferior del túnel para su desfogue hacia un canal de drenaje que lleve el líquido hacia los cárcamos de bombeo”, sostuvo el director del Metro.

Gaviño Ambriz reconoció la estrecha coordinación con la Sobse y su equipo, para el óptimo desarrollo del proyecto.

Destacó que el método constructivo elegido no afecta a la movilidad de las personas y la comparó “con una cirugía de mínima invasión, que a través de los pozos –lumbreras- se baja todo el material y no afecta con la superficie, dónde hay muchísimas casas y vialidades. No se está molestando en nada a la ciudad”, dijo.

ShareThis