Inicio

ALDF propone exámenes psicológicos obligatorios a choferes del transporte

Para evitar casos como el de Valeria “N”, menor que fue violada y asesinada la semana pasada presuntamente por un chofer de transporte público en Nezahualcóyotl, Estado de México, el diputado local del PRD, Iván Texta Solís, propuso la obligatoriedad de practicar exámenes psicológicos a conductores del transporte de pasajeros previo a emitirles la licencia de conducir, a fin de garantizar la seguridad de millones de personas que se trasladan a diario a la Ciudad de México.

El también presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Ciudad de México de la Asamblea Legislativa (ALDF), precisó que “no podemos vivir con el miedo de que nuestros hijos viajen solos en el transporte público, por lo cual proponemos evaluaciones más profundas que regulen las condiciones del transporte público y de quienes los conducen porque está en sus manos nuestra seguridad y la de nuestra familia”, comentó.

Ante ello, el perredista anunció que buscará que por norma, a quienes conduzcan taxis, microbuses, combis, camiones y a aquellos que brinden servicios por medio de aplicaciones móviles, se les apliquen exámenes psicológicos y psicométricos de manera obligatoria, a través de la Secretaría de Salud (Sedesa), para que les extienda un certificado que determine si es persona apta o no para brindar el servicio, el cual les servirá como requisito para que obtengan la licencia, tarjetón y pasen la revista vehicular en la Secretaría de Movilidad (Semovi).

Asimismo, aseguró que impulsará ante el pleno de la ALDF la propuesta de incrementar los requisitos para otorgar licencias para conducir unidades de transporte público, y requerir una carta de no antecedentes penales y la realización de estudios toxicológicos para brindar mayor confianza a los usuarios.

De acuerdo con la Secretaría de Movilidad (Semovi), sostuvo que el transporte concesionado colectivo de pasajeros representa casi el 60 por ciento de la demanda en esta metrópoli, pues autobuses y microbuses trasladan por día hábil a más de 12 millones de pasajeros. En la actualidad existe un registro de 28 mil 508 concesionarios individuales y 10 empresas de transporte.

Mientras que los taxis, destacó Texta Solís, atienden al cinco por ciento de la demanda total, al realizar en promedio un millón de viajes diarios.

En la Ciudad de México, están registradas 106 mil 628 unidades, del os cuales alrededor del 90 por ciento opera como taxi libre y el resto como taxi de sitio.

“Ante los hechos ocurridos en el Estado de México, es necesario incrementar la prevención para evitar más casos como el antes mencionado; es una llamada de atención que no debe quedar en el olvido, porque el transporte debe ser un lugar seguro, no un sitio propenso para la agresión sexual que tanto daña la vida de las víctimas de este delito y la de sus familiares”, comentó.

Refirió que de acuerdo con el “Diagnóstico sobre la violencia contra las mujeres y las niñas en el transporte público de la Ciudad de México”, el 44.8 por ciento de los ataques sexuales a las mujeres en la capital ocurren en la calle y el 11.5 por ciento en el transporte público.

Sostuvo que el estudio elaborado por ONU Mujeres y el Gobierno de la Ciudad de México, detectó que las agresiones sexuales o violaciones se registran en mayor medida en la zona sur de la ciudad.

Entre las colonias con mayores porcentajes del delito de violación son: San Pedro Mártir, Jacarandas, Santa Martha Acatitla, Nativitas, San Miguel Teotongo y Tláhuac.

ShareThis