Inicio

Acusan a delegado de dejar secar el lago de Tláhuac

lago de tláhuac

Por “negligencia criminal” al dejar secar el lago del Bosque de Tláhuac, que ocasionó la muerte de las especies animales que tenían su habitat en ese lugar, ayer el PVEM-DF denunció ante la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) el jefe delegacional con licencia en Tláhuac, Rubén Escamilla, y la Secretaría del Medio Ambiente del DF.
Dicha denuncia fue presentada por el presidente de ese partido político, Samuel Rodríguez Torres, y la secretaria de Ecología y Medio Ambiente de la misma agrupación, Angélica Chacón, quienes demandaron la urgente intervención de esa procuraduría.
Exigieron a la PAOT a que en el ámbito de sus facultades, investigue los hechos y, en su caso, finquen responsabilidades contra quien o quienes resulten responsables de este daño ambiental.
Acompañados por vecinos de la demarcación, los ecologistas destacaron que de acuerdo con la página del GDF, “el Bosque de Tláhuac cuenta con un lago para dar paseos en lancha e, incluso, como una contradicción a sus propios programas, es sede de una de las playas artificiales de la ciudad de México", refirió Rodríguez.
Recordó que el lago era lugar de esparcimiento, pero se dejó secar hace meses con lo que fueron dañadas diversas especies de patos, peces, el ajolote en peligro de extinción y aves migratorias que procedían de Canadá y Estados Unidos.
Al recorrer el bosque, precisó, “constatamos que el lago artificial está seco en 95 por ciento de su extensión, el cual tenía una superficie de al menos ocho mil metros cuadrados de espejo de agua y una profundidad de 75 centímetros”, dijo.
Además, comentó, “es un espacio muy visitado por familias enteras, sin embargo faltan contenedores para la disposición final de residuos, a pesar de existir al interior un número significativo de comercios ambulantes y semifijos”, afirmó.
El dirigente del PVEM lamentó que en fines de semana, “los visitantes conviven con los residuos en virtud de la falta de un plan de manejo”, por lo que su demanda fue acompañada de pruebas fotográficas del daño y deterioro que ha sufrido el lago y sus alrededores, “por la negligencia de las autoridades responsables de su cuidado y administración”, reiteró.

ShareThis